Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/09/23 23:08

Se avecina vuelco en servicio de salud para maestros

El gobierno abrirá una licitación para que interesados en prestar un mejor servicio puedan postularse. El modelo actual, que ha sido tan cuestionado, cambiará a partir de enero del año entrante.

Sandra Gómez, presidente de Fiduprevisora. Foto: Cortesía de El Heraldo

Desde hace años los maestros del sector público y sus familias se vienen quejando de los graves problemas que afrontan a la hora de solicitar un servicio médico. Se quejan de la mala atención en clínicas y hospitales, de la falta de personal y de medicamentos, y de la interminable espera para conseguir una cita.

La razón de estos problemas es que durante años la prestación del servicio de salud del magisterio ha estado a cargo de cinco consorcios, que operan en igual número de regionales del país. Su funcionamiento ha sido objeto de toda clase de cuestionamientos. Incluso se habla que hay un cartel en la prestación de estos servicios.

En el ojo del huracán han quedado varios consorcios, como es el caso de la Unión Temporal Magisalud, de la que hace parte la Corporación de Servicios Médicos Internacionales (Cosmitet), una entidad que opera desde hace 16 años en el Valle del Cauca. Sin embargo, ha sido muy criticada por sus servicios deficientes.

Esta problemática en la prestación de los servicios de salud del magisterio ha llevado a la realización de paros y jornadas de protesta por parte de los profesores, como la que se hizo a nivel nacional en junio pasado.

Pero esta situación podría cambiar en los próximos meses ya que el gobierno alista un vuelco en el sector. La Fiduprevisora, una de las mayores fiduciarias del Estado, que administra los recursos del magisterio, anunció que abrirá un proceso de licitación para que aquellas entidades del sector que quieran prestar un mejor servicio puedan hacerlo.

Para ello, en los próximos días publicará los prepliegos con las condiciones para participar en el proceso. El anuncio lo hizo la presidente de Fiduprevisora, Sandra Gómez, quien señaló que desde hace varios meses viene trabajando con un equipo de expertos, con Fecode, los ministerios de Educación, Trabajo, Hacienda, Salud y con la Presidencia de la República con el fin de sacar adelante el nuevo esquema.

Le puede interesar: Ser profesor es una profesión de alto riesgo en el país

La funcionaria invitó a las cajas de compensación, a las instituciones prestadoras de salud, y a todas las entidades interesadas para que revisen los prepliegos que se darán a conocer en los próximos días con el fin de que hagan los comentarios pertinentes y participen en este proceso.

Y es que se trata nada menos que de un negocio que tiene un valor superior a 5 billones de pesos, por los próximos cuatro años, para atender a una población de alrededor de 900.00 personas conformadas por los maestros y sus familias. De ahí que quienes prestan el servicio actualmente quieran seguir mordiendo esta suculenta torta.

Si la licitación se adjudica de aquí a finales de este año, a partir de mediados de enero del año entrante se prestaría un nuevo servicio de salud, ya que el actual vence el 15 de enero. El nuevo modelo contempla ampliar la atención a mayor número de regionales, y estándares más altos de calidad y cierres financieros más estrictos para las empresas. Además, Fiduprevisora contará con más dientes para poder sancionar con mano dura a los que no presten un adecuado servicio.
Fecode es una de las más interesadas en que salga adelante este nuevo esquema. En una comunicación pública señaló que espera que a la mayor brevedad posible se ponga en marcha el proceso de licitación y se concerten los manuales de contratación, supervisión e interventoría del Fondo del Magisterio.

Hay que recordar que los maestros tienen un sistema de salud especial y que en una ley de 1989 se creó el Fondo de Prestaciones Sociales del Magisterio, como una cuenta de la Nación, para administrar los recursos de la seguridad social de los maestros, que incluye el pago de los servicios de salud y las prestaciones sociales. En este aspecto, Sandra Gómez señaló que la intención es darle un tratamiento más ágil al reconocimiento de pensiones y cesantías de los profesores, y lo que se busca es depurar el sistema y eliminar tanta intermediación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.