Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/18/2012 12:00:00 AM

www.negociazo.com

Con el auge de internet, los dominios o direcciones en la web se quedaron cortos. En los próximos meses se definirá una subasta mundial para asignar nuevos nombres y será una batalla de los gigantes de la tecnología.

Pocos saben que la asignación de los nombres de los dominios en internet, es decir, las abreviaturas que sirven de extensión para identificar una marca (ejemplo, www.semana.com), es todo un negocio que mueve millones de dólares. Algunas empresas han pagado grandes sumas por estos dominios. La compañía estadounidense de juguetes Toys R Us pagó 5 millones de dólares por el dominio Toys.com; una firma caribeña compró por 14 millones de dólares el dominio Sex.com; Business.com fue adquirido por 7,5 millones de dólares y Porn.com es uno de los dominios más valorados pues fue vendido en 2007 por 9,5 millones de dólares.

En este negocio se ha hecho popular el caso de la pequeña isla de Tuvalu, en la Polinesia la cual recibió muchísimo dinero por el dominio .TV que no identifica precisamente ese paraíso, sino que hace referencia a la industria de la televisión. Algunos han llamado a este negocio la 'revolución de los dominios'.

Pues bien, dado el auge de internet, el crecimiento del tráfico en la red y el ingreso de millones de páginas -se estima en 2.000 millones el número de internautas- se vio la necesidad de ampliar el espectro de navegación con la introducción de nuevas extensiones para los nombres de las páginas web. En los próximos meses se realizará la mayor ampliación de dominios o direcciones en la web, desde que nació hace casi tres décadas el popular apellido .COM que identifica las empresas.

A la hora de buscar información los usuarios de la red no se encontrarán exclusivamente con las tradicionales direcciones terminadas en .org; .net; .gov o .edu, sino que podrán visitar páginas con una diversidad de extensiones como autos, baby, blog, brother o taxi. Si alguien busca una pizza en Bogotá, puede que la encuentre en www.bogota.pizza, o si quiere información sobre música colombiana la podría encontrar en www.colombia.music.

La Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números (ICANN, por sus siglas en inglés), con sede en Estados Unidos, una entidad sin ánimo de lucro que nació en 1998, es la encargada de administrar el proceso de los dominios.

A finales del mayo pasado, las empresas interesadas en los dominios pidieron la licencia para comercializar las nuevas terminaciones. En la primera etapa se recibieron 1.930 solicitudes, cuya lista fue publicada en junio pasado. En caso de que dos o más compañías hayan solicitado la misma terminación se realizarán subastas para definir el ganador.

El anuncio de esta multiplicación de dominios está provocando una batalla entre las grandes empresas que desean evitar un uso indebido de sus marcas o consolidar su imagen en la red, y aquellas que no quieren quedarse por fuera de un negocio multimillonario. En el partidor están multinacionales de la tecnología como Microsoft, Google, Amazon y Apple, entre otras. Google y Amazon solicitan 102 y 76 nombres respectivamente. Se disputan extensiones más demandadas como .book; .search; .store; .free; .movie; .music y .shop, que son genéricos, de fácil recordación y muy comunes. Marcas reconocidas también están solicitando el registro de algunos nombres. Es el caso de .ferrari; .movistar; .apple; .chevrolet, entre otras, Las ciudades no se quedan atrás y hay solicitudes para terminaciones como .roma; .barcelona; .nyc; .amsterdam; .paris; entre otras.

La mayoría de solicitudes provienen del mercado estadounidense, seguida por Europa. De América Latina se solicitaron 24 terminaciones entre las que se destacan .avianca para la propia marca de la aerolínea, y .blog; .news y .legal dominios solicitados por Primer Nivel, una empresa colombiana experta en este negocio. Para participar en el proceso los interesados tuvieron que desembolsar 185.000 dólares por cada dominio. Camilo Neira, gerente financiero de la compañía afirma que una vez ICANN defina quienes son los ganadores, éstos podrán comercializar y distribuir de manera exclusiva y a perpetuidad los nombres o extensiones que les sean adjudicados. Incluso podrán vender los dominios en subastas o procesos privados. En los próximos meses se definirá quiénes tendrán la sartén por el mango de este jugoso negocio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.