Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/4/2008 12:00:00 AM

“Es el fin de los fundamentalistas del mercado”

Aunque todavía está lejos el final de la tormenta, ya muchos concluyen que el capitalismo financiero no será el mismo, dice José Antonio Ocampo.

El ex ministro de Hacienda José Antonio Ocampo, uno de los economistas colombianos con mayor prestigio en el nivel internacional, cree que este es el fin del libre mercado puro. Ocampo fue secretario ejecutivo de la Cepal, subsecretario de Naciones Unidas, es actualmente investigador y catedrático de la Universidad de Columbia en Nueva York. Esta es su visión de la crisis.

SEMANA: Se derrumbó el actual modelo financiero. ¿Usted lo cree?
JOSÉ ANTONIO OCAMPO: Pues ojalá que se cumpla lo que dice Paul Krugman, Wall Street es para los mercados lo que la caída del muro de Berlín fue para el comunismo. Creo que este es el final de los fundamentalistas del mercado. De quienes piensan que los mercados se autorregulan, de aquellos que creen que los mercados corrigen sus propios errores.

SEMANA: ¿Desaparecerán así como así o tendrá que ser impuesto?
J.A.O.: Bueno, uno no le puede pedir al Papa que deje de creer. Es la sociedad la que tiene que imponérselo. Así ocurrió durante en la crisis de los 30. El gobierno de Franklin D. Roosevelt impuso la regulación por apoyo social, no porque a Wall Street le gustara.

SEMANA: Se habla mucho de los vacíos regulatorios que provocaron esta crisis. ¿Qué falló?
J.A.O.: Ese es de hecho uno de los grandes problemas. Mire las autoridades económicas en Estados Unidos, de dónde vienen. De Goldman Sachs y en general de todas las firmas del mercado. Mire a los ministros de Hacienda o al anterior presidente de la Reserva Federal, no el actual porque es un académico. La tendencia de que del mundo financiero privado sea el ministro de Hacienda o el presidente de la Reserva Federal es para mí una gran equivocación. La función pública es diferente. Y hay que entender cuando lo público tiene que ir en contra de los intereses privados. Hace mucho tiempo deberían haber entendido que esa locura que estaba ocurriendo requería regulación.

SEMANA: ¿Quién es el responsable del caos?
J.A.O.: Yo he dicho, como muchas otras personas, que el gran responsable, el número uno, es el gran banquero de Estados Unidos, el señor Alan Greenspan. Que miren su libro. Decía que no había que regular absolutamente nada, que el mercado se regulaba y que cuando llegaran las catástrofes llegaría el Banco Central. Y los bancos centrales han demostrado que no pueden detener una quiebra de esta naturaleza. No tienen los instrumentos para hacerlo. Ahora, estamos viendo los efectos de la desregulación financiera de Estados Unidos.

SEMANA: ¿Qué tanta culpa tienen las agencias calificadoras?
J.A.O.: Las calificadoras son, a mi juicio, entidades de muy dudosa utilidad. Generalmente les bajan las calificaciones cuando las entidades ya están quebradas. Pero no orientan a los inversionistas. A los inversionistas les interesa saber si se van a quebrar las entidades o no se van a quebrar al momento de invertir, no cuando han comprado todos los títulos. Yo creo que hay que regular las calificadoras de riesgo.

SEMANA: ¿La crisis demostró que la tesis del desacople de las economías no era cierto? J.A.O.: La tesis del desacople fue una ciencia ficción que se inventó el Fondo Monetario hace un año para tratar de decidir que esto no iba a afectar al mundo en desarrollo. Eso no tiene ningún sustento. La integración de la economía mundial es muy profunda. Hoy Europa y Japón están en recesión. Estados Unidos tuvo un segundo trimestre bueno, pero el tercero fue desastroso. China tenía un crecimiento exportador como del 30 por ciento por año y todos los pronósticos van a que al final de este año será cero. Mire todo lo que está pasando en las Bolsas del mundo en desarrollo. Todas han caído mucho desde mayo. Mire la quiebra bancaria rusa. ¿Realmente se puede hablar de desacople? Eso pertenece al mundo de la ciencia ficción.

SEMANA: ¿El plan rescate funcionará?
J.A.O.: Primero, hay que parar las quiebras. Es como un enfermo que se está desangrando. Los instrumentos no tienen que ser los más refinados, pero hay que evitar que se siga desangrando. Es una emergencia. Este paquete de rescate es parte de eso. Luego viene la segunda fase de cómo se recupera la liquidez, el crédito, la confianza y se capitalizan las instituciones. Sin capitalización no hay crédito.

SEMANA: Ahora, ¿cuál será el nuevo modelo?
J.A.O.: Creo que vamos para un mundo de mucha más aversión al riesgo de todos los agentes. Vamos hacia un fortalecimiento de la regulación. Y creo que vamos hacia una concentración dramática de la intermediación financiera que no tiene precedentes. Estamos quedando en manos de tres grandes bancos.
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?