Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2006 12:00:00 AM

Ay, qué dolor

A la gran industria farmacéutica mundial le cuesta encontrar un remedio para sus propios males. Los médicos están recetando menos antidepresivos y otros remedios cuya seguridad ha sido cuestionada, como el reemplazo hormonal para las mujeres menopáusicas. Los seguros estatales de salud, a su vez, procuran que los pacientes recurran a remedios más viejos o genéricos, con el argumento de que son tan buenos como los nuevos y de marca. Y las firmas de biotecnología, como Genentech, están ganando la delantera en el descubrimiento de nuevos tratamientos contra el cáncer, un terreno promisorio y lucrativo. Todos estos factores están empezando a perjudicar a las multinacionales farmacéuticas donde más les duele: en los resultados. Las ventas de los grandes laboratorios están estancadas y las ganancias están disminuyendo, por lo que han tenido que despedir gente y, por primera vez en años, recortar el presupuesto para investigación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.