Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1992/08/24 00:00

BLANCO Y AMARILO

BLANCO Y AMARILO

NIGERIA TIENE UN insólito problema de salud pública: la práctica de aclarar la piel. El gobierno prohibió la venta de cremas blanqueadoras, que sin embargo siguen entrando en grandes cantidades procedentes de Gran Bretaña, Francia e Italia. Esas variedades más caras, a base de cloro, son muy caras para las clases más bajas, que usan compuestos de soda caústica, procedentes de Benin. Los nigerianos suelen gastar hasta 60 dólares al mes para mantener su piel negra con un "elegante" tono amarillento, acorde con la moda. Pero los efectos de esa práctica no solo incluyen infecciones, adelgazamiento de la piel y acné, sino daños en los riñones y en la médula ósea por la absorción de las sustancias.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.