Lunes, 23 de enero de 2017

| 2004/06/27 00:00

A citación

A citación

La comisión de fiscalización del Congreso peruano está evaluando la posibilidad de llamar a declarar al presidente de ese país, Alejandro Toledo, en el caso del supuesto soborno que habría pagado Bavaria hace dos años para quedarse con el control de la mayor cervecería de ese país, la compañía Backus & Johnston. Según las declaraciones de un testigo a la Fiscalía Anticorrupción del Perú, el ex asesor de gobierno y abogado personal de Toledo, César Almeida, habría recibido dos millones de dólares del conglomerado colombiano para que, como miembro de Conasev (la Supervalores del Perú), avalara la compra de un paquete de acciones de Backus que pertenecían al grupo venezolano Polar. Una operación que le dio al Grupo Bavaria el control del mercado cervecero del Perú.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.