Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/6/2003 12:00:00 AM

Combo juicio

Abogados y grupos defensores de la salud están culpando cada vez más a las empresas de alimentos por el incremento de la obesidad en Estados Unidos y están calcando las demandas judiciales que los enemigos del cigarrillo emplearon en su enfrentamiento con las tabacaleras.

Los demandantes están acusando a las cadenas de comida rápida de proporcionar información incompleta sobre los riesgos de sus productos para la salud aunque, a diferencia del cigarrillo, la comida rápida no es adictiva. Algunas empresas ya empezaron a ocuparse del asunto. McDonald's, por ejemplo, se comprometió a reducir a casi la mitad los ácidos transgrasos en sus papas fritas para comienzos de 2003. PepsiCo, propietaria de Frito-Lay, acaba de lanzar sus Doritos con bajo contenido calórico y comenzará a vender Cheetos menos grasosos para el año entrante.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

El peligro inminente de los otros grupos violentos

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos armados. ¿Cuáles son y qué peligro representan?