Lunes, 23 de enero de 2017

| 2010/11/13 00:00

Cuando el río suena...

Luis Carlos Sarmiento quiere la participación de Ashmore en Colombia, y la compañía Pacific Rubiales ya tiene una capitalización bursátil de 10.000 millones de dólares.

Cuando el río suena...

- Promigas, a la expectativa. Se han conocido detalles sobre la eventual venta de la participación que el fondo Ashmore tiene en Promigas. Se estima que esa participación (52 por ciento) tiene un valor de 1.200 millones de dólares. La novedad es que Ashmore está buscando vender en paquete todos sus activos de gas en la región. A Promigas se sumarían las empresas de Ashmore en Brasil, Perú y algunas compañías en Panamá y El Salvador. Se ha especulado que las más interesadas son empresas brasileñas, que luego revenderían esos activos a otros inversionistas. Ahí es cuando aparecerían colombianos en este proceso, como el banquero Luis Carlos Sarmiento Angulo, quien quiere la participación de Ashmore en Colombia.

- En ambas juntas. A propósito de Luis Carlos Sarmiento, si logra hacerse a la mayoría de Promigas, tendría que resolver un conflicto. El banquero es propietario del 4 por ciento de la Empresa de Energía de Bogotá (EEB), lo que le da derecho a un puesto en la junta directiva. Pues bien, allí se resuelven temas claves de TGI, la gran transportadora de gas del interior, que es un activo muy importante de la EEB y competencia de Promigas. Algunos ya se preguntan cómo manejaría esa situación el magnate colombiano.

- Pacific, la grande. Todos los números de Pacific Rubiales sorprenden. La compañía, que fue la primera extranjera en inscribir su acción en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), ya tiene una capitalización bursátil de 10.000 millones de dólares. Pero eso no es lo único. La firma sorprendió esta semana al anunciar que hoy ya tiene intereses en gran variedad de sectores que han convertido a esta firma en un verdadero monstruo empresarial. Pacific tiene participaciones no solo en petróleo y transporte de combustibles, sino también en exploración de minerales con su firma Pacific Coal, que tiene proyectos en La Guajira, Boyacá y Santander. Además, está en el negocio de la construcción de infraestructura con Pacific Infraestructure, y va a incursionar en la venta de combustibles con Pacific Fuels. La compañía no para de crecer.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.