Lunes, 23 de enero de 2017

| 1992/07/13 00:00

DE QUIEN ES MI CASA

DE QUIEN ES MI CASA

UNA OLA DE SUICIdios se ha convertido en el mayor índice del desconcierto de los estealemanes ante la reunificación de su país. Se trata de personas que han vivido en "sus" domicilios por,"toda una vida", pagando un arriendo nominal al estado comunista y que ahora, de improviso, se encuentran con que los inmuebles pertenecen a algún residente de la parte occidental a quien jamás han visto. El drama nace de los reclamos presentados por los antiguos dueños sus herederos de casas situadas en el territorio que después se convirtió en Alemania Oriental y que fueron confiscadas por el gobierno.
Los acuerdos para la reunificación incluyen esa posibilidad, pero lo que complica las cosas es que el precio de muchísimas propiedades cercanas a Berlín han subido escandalosamente, por lo que muchos oestealemanes, que tal vez nunca han estado allí, quieren aprovechar la nueva bonanza. Hasta ahora no ha habido lanzamientos,pero se dice que los vecinos sufren cada vez que un BMW o un Mercedes Benz cruza lentamente por la calle.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.