Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2004/02/22 00:00

Desierta

Desierta

El miércoles pasado se declaró desierta la venta de Bancafé, el banco estatal más grande del país y el tercero del sector financiero colombiano. Aunque se esperaban al menos cuatro propuestas para comprar el 55 por ciento de las acciones de Bancafé, en el momento de la apertura de las urnas no se encontró ninguna y la subasta se declaró vacía. El gobierno se había comprometido con el Fondo Monetario Internacional a privatizar esta institución. Al parecer, una de las razones por las cuales no se pudo cumplir la venta del banco fue el desinterés de los inversionistas por asumir su carga laboral, que en el último año ascendió a 238.000 millones de pesos, lo que representa el 20 por ciento de los costos totales de la entidad. La no privatización de Bancafé sienta un mal precedente para los otros activos de la banca pública que quiere vender el gobierno, como Granahorrar, Banco Aliadas y la financiera FES.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.