Viernes, 20 de enero de 2017

| 2003/01/06 00:00

El nuevo gabinete económico

John W. Snow, designado secretario del Tesoro de Estados Unidos y Stephen Friedman, asesor económico de la Casa Blanca, se encontrarán en 2003 con una cantidad de desafíos

El nuevo gabinete económico

John W. Snow, designado secretario del Tesoro de Estados Unidos y Stephen Friedman, asesor económico de la Casa Blanca, se encontrarán en 2003 con una cantidad de desafíos, que, entre otras cosas, se derivan de la tensión entre las políticas de libre mercado (de las cuales los empresarios afines al gobierno se declaran partidarios) y la simultánea presión para que el gobierno se ocupe, de un modo muy tradicional, de impulsar el crecimiento. En sus nuevos cargos Snow y Friedman tendrán que combinar la inclinación del gobierno de Bush a los recortes impositivos, que pesan en la economía especialmente en el largo plazo, con el deseo oficial de una fuerte reactivación antes de las elecciones de 2004. Ambos asesores, con todo el equipo, seguirán impulsando la reducción de las barreras comerciales en otros países mientras soportan la irritación de los políticos y ejecutivos extranjeros por los aranceles recientemente implantados por Estados Unidos. Y se toparán con la cuasi quiebra de sectores clave como la aviación comercial, la energía y las telecomunicaciones, en cada uno de los cuales podrían generarse incitaciones a la intervención oficial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.