Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/3/1993 12:00:00 AM

EL SUICIDIO LLEGO

EL SUICIDIO LLEGO EL SUICIDIO LLEGO
A la comunidad Yanomami, en la Amazonía brasileña. Según un misionero italiano que ha vivido casi 30 años con esos indígenas, e] concepto de disponer de la propia vida no existía entre ellos hasta diciembre pasado, cuando tres miembros de la comunidad se suicidaron al ingerir leche venenosa de sapo. El hecho se atribuye al contacto con miles de garimpeiros (buscadores de oro) que han desquiciado su vieja concepción de la vida. Con su cultura sembrada en el neolítico, los yanomamis solían vivir en malocas comunales, sin concepto de la propiedad a no ser por la de las hachas de mano de piedra pulida. El dinero carecía de valor y las cosas eran de todos, a no ser por los elementos de trabajo, por los que guardaban un gran respeto. Pero desde el final de la década de los 80 se ha intensificado su contacto con el mundo exterior y hoy muchos sirven como jornaleros a cambio de los abalorios de la sociedad de consumo. Nuevas enfermedades como la gripa (que para ellos es mortal) han desprestigiado la autoridad político-religiosa de los hechiceros, sus jefes tradicionales. De ahí que haya aparecido una solución tan extrema como el suicidio, algo que jamás hubieran concebido.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com