Lunes, 16 de enero de 2017

| 1997/11/17 00:00

EN BUENOS AIRES

EN BUENOS AIRES

La visita a Latinoamérica del presidente norteamericano Bill Clinton, que no tuvo mayores tropiezos en Venezuela y Brasil, se vio empañada en Argentina, el país que mejor ha seguido las fórmulas aperturistas predicadas por Washington para modernizar la economía e integrarla internacionalmente. Los violentos disturbios se encargaron de recordarle a Clinton y a su anfitrión Carlos Menem que, detrás de los favorables índices macroeconómicos, la miseria ha crecido en Argentina.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.