Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/10/1992 12:00:00 AM

ERAN MENTIRAS

EN MEDIO DEL DEBAte en Estados Unidos sobre la conveniencia de expulsar por la fuerza a Iraq de Kuwait, una joven kuwaití describió al congreso, en medio de sollozos, cómo los soldados de Saddam arrancaban a los recién nacidos de sus incubadoras y les dejaban morir en el frío suelo de los pasillos del hospital. Esa historia fue decisiva en la decisión tomada por los seis votos. EI cuento resultó falso, como lo comprobaron periodistas de Estados Unidos que visitaron a Kuwait después de la guerra, y hoy el debate se dirige a determinar por qué el comité de derechos humanos del Congreso no tomó medidas para corroborarla. Se sabe, por ejemplo, que la niña era en realidad la hija del embajador kuwaití y que hubiera sido fácil comprobar que en la época de los hechos que narró (agosto de 1990), se encontraba en Estados Unidos. Las miradas se dirigen hacia la firma de relaciones públicas Hill & Knowlton, que tenía a su cargo la cuenta de Kuwait y que organizó la reunión del comité. La manipulación del senado causa preocupación, sobre todo ante los otros clientes de la agencia: Indonesia (que ha causado un genocidio en Timor Oriental), Turquía (con un récord oscuro de violación de derechos humanos) y, últimamente, China.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.