Martes, 17 de enero de 2017

| 2003/07/07 00:00

Guerra genética

El Parlamento Europeo aprobó la semana pasada unas nuevas reglas para la venta de alimentos genéticamente modificados

Guerra genética

El Parlamento Europeo aprobó la semana pasada unas nuevas reglas para la venta de alimentos genéticamente modificados, o transgénicos, en el Viejo Continente. La nueva norma, que deberá ser ratificada por los 15 países de la Unión este año, obliga a ponerles etiquetas especiales a esos productos agrícolas y a mantenerlos en todo momento aislados de los tradicionales. Desde hace cinco años los europeos han impedido la importación de transgénicos, lo que ha irritado a los exportadores estadounidenses, que ven en los argumentos sanitarios de los europeos un proteccionismo disimulado, y llevaron la disputa ante la Organización Mundial del Comercio. Con la nueva norma los europeos, en teoría, dejarían al consumidor final la decisión de comprar o no los transgénicos. Pero los estadounidenses se quejan de que las reglas son tan complicadas que serán incumplibles en la práctica. Las reacciones de empresarios y funcionarios de Estados Unidos han sido tan fuertes que ya muchos anticipan una nueva guerra comercial con los europeos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.