Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/19/2008 12:00:00 AM

Hagan sus apuestas

Esta semana el país económico tendrá puestos sus ojos en el Banco de la República. El viernes se reúne su junta directiva y el escenario no podría ser más preocupante: inflación en aumento (alza en alimentos y combustibles) y una revaluación que sigue profundizándose (el dólar no parece tocar fondo). La encrucijada es grande.

En la Junta Directiva la discusión estará candente porque varios codirectores han expresado que son partidarios de bajar las tasas de interés, entre ellos Carlos Gustavo Cano. El ministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, se ha encargado de pedirlo hasta la saciedad. Ricardo Durán, director de Investigaciones Económicas de Corredores Asociados, cree que lo más sensato sería dejar quietas las tasas de interés. Es la apuesta que hace la mayoría de analistas del mercado. Bajarlas, como piden Cano y el Ministro de Agricultura, sería mal visto por el mercado, dadas las expectativas de inflación al alza. La lectura que los analistas hacen es que un banco central que baje tasas cuando la inflación está subiendo significa, palabras más palabras menos, que ha cambiado su prioridad, que debe ser detener la inflación.

Subirlas tampoco parece adecuado, sobre todo porque la crisis financiera en Estados Unidos, antes de estar resuelta, parece que sigue agudizándose. No sería conveniente ponerle el freno de mano a la economía colombiana, con la recesión estadounidense encima. Además, según los analistas, todavía no se ha transmitido al mercado completamente las anteriores alzas decretadas por el Emisor. Y como si fuera poco, un incremento en las tasas sería como la llave para que sigan entrando dólares y se revalúe más el peso.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?