Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1995/03/27 00:00

La cuesta de febrero

La cuesta de febrero

ERA COSA DE DIAS. Tan pronto como el gobierno se comprometió a no subir los precios de la gasolina en enero, los conocedores aplazaron sus cuentas para febrero. Y asi fue. El jueves de la semana pasada se anunció un reajuste del 12 por ciento en el valor de los combustibles. El aumento estuvo seis puntos por debajo de la meta de inflación para el año y se dio semanas después de que fueran incrementadas las tarifas del transporte municipal e interurbano. Con la decisión, el gobierno aprovechó una coyuntura favorable, apoyada en las tendencias inflacionarias registradas durante los primeros días del mes. El aumento en los precios estaba resultando ser bien inferior a lo sucedido en las mismas semanas de 1994, con lo cual se creó una especie de colchón de seguridad que permitiera absorber el impacto de la semana pasada. Ahora solo queda esperar que no se desaten brotes especulativos, para que así el Pacto Social se enfrente a su próximo obstáculo: los efectos que sobre el precio de los alimentos genere el verano que ha venido azotando al país.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.