Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1994/07/04 00:00

Madre no hay sino una

Madre no hay sino una

La madre del presidente de Costa Rica, Karen Olsen, protagonizó un episodio poco común cuando visitó en prisión al ex presidente venezolano Carlos Andrés Pérez, detenido por acusaciones según las cuales usó una partida de gastos secretos para contribuir a la estabilidad de Nicaragua. La señora, viuda además del venerado presidente José Fígueres, fue encargada por siete mandatarios centroamericanos para que entregara el "Mensaje al querido amigo", suscrito durante un encuentro en Tegucigalpa, en el cual los líderes agradecen los esfuerzos del venezolano por la paz del istmo. A pesar de la altísima dignidad de la dama, la señora Olsen debió soportar inconvenientes para visitar a Pérez porque no coincidía su itinerario con los días de visita -miércoles y domingos-.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.