Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/10/1995 12:00:00 AM

Montaña en arcenico

NO SE SABE CON certeza qué es lo que está envenenando a los pobladores de las cercanías del volcán Apo, en Filipinas, si una planta geotérmica de la Compañía Nacional de Petróleo o las condiciones geológicas naturales del terreno. Pero el caso tiene de cabeza a los ecologistas y a los funcionarios del gobierno de Manila, que quieren defender a su entorno de las acusaciones correspondientes. El arsénico, veneno clásico de las leyendas y la literatura, es un metal pesado que aparece naturalmente con el gas volcánico, el agua marina y subterránea y es altamente tóxico para el sistema nervioso. Los ambientalistas sostienen que la causa del letal fenómeno, que tiene a los habitantes con altas concentraciones de arsénico en sus organismos y ha producido hasta ahora una decena de muertes, es la operación de la planta industrial, pero el gobierno sostiene que el problema es de origen natural y ellos no lo pueden controlar aunque quieran. O sea que los habitantes de Apo estarían siendo literalmente envenenados por su propia tierra.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.