Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1994/04/25 00:00

NO A LAS ARMAS

NO A LAS ARMAS

El escándalo suscitado por los supustos maltratos físicos y morales que llevaron a un soldado del Guardia Presidencial a suicidarse en Bogotá a revivido la polémica sobre la objeción de conciencia en el servicio militar. Un ejemplo de ese tema está en España, donde uno de cada tres llamados a fila objeta su alistamiento, lo que podría conducir a que el ejército no satisfaga sus necesidades. Según los estimativos oficiales, en este año 100.000 reclutas se negarán a prestar el servicio (la mitad de los elegibles). Para algunos, el fenómeno se basa en el servicio civil, que es la alternativa, tiene una lista de espera de 115 objetores, por lo que objetar se convirtió en una forma de salir del problema. Para otros, la razón es que en España está creciendo el antimilitarismo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.