Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/07/24 00:00

"No más rescates para Wall Street"

"No más rescates para Wall Street"

Con esta promesa, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le dio la bienvenida a la mayor reforma financiera que haya tenido ese país desde la Gran Depresión de los años 30. La nueva legislación pone en cintura al sistema financiero y busca evitar que se repita una crisis tan devastadora como la que puso a Estados Unidos al borde del colapso y desató una recesión global.

La ley trae medidas de protección para los consumidores, reduce el poder de los grandes bancos y ataca las prácticas engañosas de las empresas de tarjetas de crédito. "Debido a esta ley, el pueblo estadounidense jamás volverá a pagar por los errores de Wall Street. No habrá más rescates con dinero de los contribuyentes", prometió Obama.

A partir de esta ley se crea un consejo regulador, compuesto por diez miembros, que dependerá del Departamento del Tesoro y que debe advertir de los posibles riesgos del sistema financiero. El gobierno recibirá, además, nuevas facultades para tomar el control de instituciones financieras que estén en situación de quiebra. También se regulará el uso que los bancos hacen de los instrumentos financieros más complejos y riesgosos y que desencadenaron la situación que vivió Wall Street a partir de 2008. Por esta vez, parece que la lección quedó aprendida.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.