Lunes, 23 de enero de 2017

| 2004/11/21 00:00

A partir cobijas

A partir cobijas

Después de tres meses de un marcado conflicto entre los dos grupos dueños de Leonisa, las familias Urrea Arbeláez y Urrea Jiménez llegaron a un acuerdo para que una de las dos se quede con el control de ésta. Las dos familias, dueñas cada una del 50 por ciento de la compañía, firmaron el pasado 11 de noviembre un acta conciliatoria en la que se comprometen a formular una oferta recíproca irrevocable de venta de sus acciones por el sistema de subasta privada, para que una de ellas adquiera la mitad de la otra, asumiendo el control total de la empresa la que más ofrezca. Los hermanos Urrea Arbeláez y Urrea Jiménez se debatieron durante algo más de tres meses en una disputa que tuvo como origen una diferencia de criterios por la distribución de utilidades.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.