Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1994/01/10 00:00

Prisión y piedad

Prisión y piedad

EL DOCTOR JACK Kevorkian, quien ha ganado notoriedad por su combativa posición a favor de la eutanasia (la muerte por piedad de los enfermos terminales), sigue en huelga de hambre desde que fue apresado por ayudar al suicidio de Merian Frederick, una mujer de 72 años, quien sufría de esclerosis amiotrópica y le solicitó al doctor Kervorkian su ayuda para morir, pues su pronóstico era fatal.
Kevorkian, de 73 años, ampliamente conocido como el Doctor Muerte, ya que ha asistido a un número indeterminado de pacientes terminales para que se administraran su propia muerte, acaba de ser acusado por fallecimiento de tres de ellos de acuerdo con una nueva ley del estado de Michigan (Estados Unidos).
Su abogado dice que no se puede llamar "suicidio" al acto de quien, por su propia voluntad y motivado por una enfermedad que sólo puede empeorar, decide acelerar un proceso que de todas maneras va a culminar.
Paradójicamente, el debate se ha centrado ahora en si el Estado tiene el derecho de alimentar por la fuerza al doctor Kevorkian para evitar que la huelga de hambre le signifique una muerte poco pladosa.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.