Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2003/02/16 00:00

Regaño

La semana pasada el presidente de la reserva federal estadounidense, Alan Greenspan, críticó fuertemente los planes del gobierno de George W. Bush

La semana pasada el presidente de la reserva federal estadounidense, Alan Greenspan, críticó fuertemente los planes del gobierno de George W. Bush de hacer nuevos recortes de impuestos para reactivar la economía. Greenspan dijo que es prematuro aplicar un estímulo fiscal y lanzó una dura advertencia sobre la necesidad de restaurar la disciplina presupuestaria. El jefe de la FED señaló que la incertidumbre sobre una posible guerra contra Irak dificulta una evaluación objetiva de la verdadera salud de la economía -pues crea barreras para las nuevas inversiones-, y dijo que si los riesgos políticos disminuyen, hay motivos para creer que los gastos de las empresas se recuperarán, lo cual volvería innecesario el estímulo fiscal. Aunque se mostró partidario de eliminar el impuesto a los dividendos de las empresas, dijo que los menores ingresos tributarios se deberían compensar con otros impuestos para no empeorar la situación de las finanzas públicas, que considera preocupante.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.