Sábado, 1 de noviembre de 2014

| 1992/04/06 00:00

Sangre en Nagorno

Sangre en Nagorno

MUCHOS CADAVEres fueron quemados, otros decapitados, y algunos despojados de sus cabelleras. Para asombro del mundo la semana pasada se confirmaron los rumores sobre la matanza de más de mil civiles azeríes a manos de combatientes armenios en la aldea de Khojaly. El hecho produjo el retiro de las tropas de la CEI, ante acusaciones de que apoyaban a los armenios, y marcó lo que podría ser el detonante de una guerra generalizada entre las repúblicas ex soviéticas de Armenia y Azerbeiyán por el dominio de Nagorno-Karabakh. Ese enclave de armenios cristianos, que eran percibidos como más favorables a Moscú, fue constituido por el dictador Josef Stalin en Azerbeiyán con el objetivo de debilitar las tendencias nacionalistas de los musulmanes azeríes. En 1988 el parlamento de Nagorno-Karabakh decidió su anexión a Armenia, lo que desde entonces es rechazado por la minoría azerí con apoyo del gobierno de Azerbeiyán. A pesar de las presiones externas, todo indica que la guerra abierta es inevitable, lo que demostraría de paso que la CEI es una ficción política que carece de mecanismos para resolver los conflictos de sus miembros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×