Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1992/10/12 00:00

SANGRE NEGRA

SANGRE NEGRA

LA MASACRE DE BISho, cuando tropas del enclave de Ciskei dispararon la semana pasada sobre una manifestación del Congreso Nacional Africano -con saldo de 24 muertos- es el escollo más grave para el proceso que se vive en Sudáfrica hacia la creación de un estado no racista. La manifestación se dirigía contra el gobernante de Ciskei, una "patria Independiente" creada por Sudáfrica para concentrar allí la población negra, pero desconocida por el CNA. Ciskei es "gobernado" por el brigadier Oupa Gqozo, un aliado importante del presidente Frederick De Klerk en su plan para reintegrar ese y otros enclaves "independientes" en un esquema de "federación", rechazado por el CNA. El gobierno de De Klerk sostiene que los hechos se produjeron fuera de su jurisdicción, pero el CNA le acusa de ser el verdadero responsable de la matanza, pues según su vocero Ciryl Ramaphosa, Ciskei es en realidad una "provincia disfrazada". Para algunos observadores, la violencia de negros contra negros podría estar siendo instigada por fuerzas de seguridad blancas que actuarían sin el conocimiento de De Klerk.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.