Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2005/02/14 00:00

A todo vapor

A todo vapor

Rotterdam ya no es el principal puerto del mundo. Ahora el trono es para los puertos de Singapur y Shanghai, que empujados por el boom chino experimentaron un fuerte aumento de su actividad en 2004. El año pasado transitaron por el puerto de Singapur unas 390 millones de toneladas de mercancías, 380 millones por el de Shangai y 354 millones por el de Rotterdam, que a pesar de haber caído dos puestos en el escalafón mundial, sigue muy por delante de sus rivales europeos Anvers y Hamburgo. Y es que con el impulso de China y su catarata de importaciones de todo tipo, los puertos del país asiático crecen a gran velocidad y comienzan a cambiar el paisaje marítimo mundial. Además de Shanghai, no menos de siete puertos chinos contaban en 2004 con un tráfico de más de 200 millones de toneladas, alcanzando el nivel de puertos gigantes de Corea del Sur, como Pusan o de Japón, como Nagoya.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.