Viernes, 20 de enero de 2017

| 1992/11/30 00:00

VIVIO PARA VERLO

VIVIO PARA VERLO

ALGER HISS ERA EN 1950 un importante funcionario del departamento de Estado norteamericano, cuando se vio involucrado en un caso de espionaje que conmocionó a Estados Unidos. Un reconocido miembro del Partido Comunista de Estados Unidos declaró en ese año que Hiss había sido "su amigo más cercano en el partido " y que le había entregado documentos secretos con destino a la Unión Soviética. Hiss nunca fue acusado formalmente de espionaje, pero pasó cuatro años tras las rejas por haber "mentido a un gran jurado sobre sus relaciones con la Unión Soviética". La promisoria carrera del abogado de 43 años se fue por la borda y el hombre se dedicó a tratar de limpiar su nombre. Su oportunidad llegó con la apertura de los archivos de la antigua Unión Soviética, donde el general Dmitri Volkogonov, reconocido historiador profesional, investigó los archivos y declaró oficialmente que no había nada en ellos que inculpara a Hiss. Hoy, de 87 años, el anciano pudo declarar que "ahora si puedo morir tranquilo".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.