Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1995/07/24 00:00

VOCES VERDES

VOCES VERDES

LOS ACTIVISTAS DE Greenpeace se anotaron un nuevo hit en su lucha ecológica. En esta oportunidad la derrotada fue la empresa petrolera Shell, que tenía previsto sumergir la plataforma Brent Spar en el Atlántico, frente a las costas de Gran Bretaña. Tras dos semanas de protestas, a las voces de los manifestantes se sumaron las de varios gobiernos europeos que veían en la acción prevista por la mencionada compañía un atentado contra el equilibrio ambiental. Al final, el mayor problema para Shell era dónde meter la estructura obsoleta; el gobierno Noruego le ofreció un refugio temporal, hasta que le encuentre un lugar adecuado dentro del planeta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.