Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1998/03/16 00:00

ZIL EL GRANDE

ZIL EL GRANDE

En vías de extinción desde la llegada de los Mercedes-Benz a Rusia, las limusinas Zil, símbolo del poder soviético, han seguido siendo utilizadas por Boris Yeltsin. Pero su permanencia como transporte del gobernante del Kremlin quedó en entredicho desde la semana pasada. La razón es que el enorme automóvil que llevaba a Yeltsin a su visita al presidente italiano Oscar Luigi Scalfaro se atascó en la entrada al Palacio del Quirinal. Las estrechas curvas hicieron que el carro tuviera que dar marcha atrás varias veces y pasaron minutos antes de que Yeltsin lograra emerger del automóvil para saludar a un abochornado Scalfaro.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.