Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/25/2015 10:00:00 AM

El paraíso estudiantil

En Dinamarca a los alumnos les pagan por ir a la universidad. Esta política ha beneficiado las tasas de empleo juvenil y el crecimiento económico del país.

En Dinamarca estudiar es un trabajo. En países como Alemania la educación superior es gratuita y recientemente Barack Obama le propuso al Congreso que en el futuro ningún estadounidense tenga que pagar para ingresar a un community college. Pero el modelo danés tiene la particularidad de que no solo es gratis estudiar, sino que además a los estudiantes les pagan por ir a la universidad.

El programa es conocido como Statens Uddannelsesstøtte – SU (Educación del Estado en danés). Si un estudiante vive con sus padres recibe alrededor de 2.935 krones (cerca de 1’100.000 pesos) al mes, pero esta tarifa puede incrementar dependiendo del ingreso de los su familia. Si el joven danés vive solo, el Estado le da un subsidio mensual de 5.903 krones (alrededor de 2’200.000 pesos). Este apoyo económico está dirigido a los universitarios mayores de 18 años y pueden recibirlo por un máximo de seis años.

A diferencia de otros subsidios, este no tiene como requisito que los estudiantes sean excelentes. Además, los jóvenes son libres de escoger la carrera que quieran. El sistema danés es tan laxo que un joven puede abandonar su carrera y no por eso quedará endeudado con el Estado. Pero por la carga fiscal que genera y las libertades que ofrecen a los jóvenes, al proyecto no le hacen falta opositores.

Como le dijo al Washington Post Michael Almer, vicepresidente de recursos humanos en Novozymes, una empresa de biotecnología danesa, “la ausencia de talentos podría limitar tanto el crecimiento de la economía como el de compañías particulares. Nuestro gobierno necesita ser inteligente acerca el tipo de educación que financia. Necesitamos más estudiantes de ingeniería y ciencias”.

A pesar de las críticas, entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) Dinamarca tiene los mayores índices de estudiantes que terminan sus carreras y se gradúan. El índice de desempleo de los jóvenes daneses está alrededor del 11 por ciento, en Alemania es del 7,2 por ciento, en Francia es del 25,2 por ciento y en Estados Unidos es del 12,4 por ciento.

Según un reciente estudio de la Ocde, la falta de acceso a la educación y la inequidad retrasó el crecimiento de los países más desarrollados entre 1990 y 2010. Las cifras muestran que este no ha sido el caso danés.

Para muchos, el sistema educativo de Dinamarca es envidiable. Pero los analistas resaltan que este es viable gracias al sistema impositivo de ese país, uno de los más exigentes del mundo. En promedio, un ciudadano danés destina cerca del 60 por ciento de sus ingresos para pagar impuestos.

Pero los subsidios estatales son solo una parte de los beneficios. Los alumnos extranjeros tampoco deben pagar mucho para acceder a las universidades danesas. Adicionalmente, los universitarios tienen tarifas especiales para el transporte público, museos, librerías y hasta para ir a cine.

Lea más noticias sobre educación en nuestra sección.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.