Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/3/2015 10:20:00 AM

La polémica desatada por conferencia sobre Charlie Hebdo

La decisión de cancelar un evento, centrado en analizar las secuelas del atentado que sufrió la revista francesa, le costó a la Universidad Queen’s de Belfast, Irlanda, una lluvia de críticas.

El miércoles 7 de enero de 2015 un sentimiento de luto invadió al mundo: 12 personas murieron en el atentado que sufrió el semanario francés Charlie Hebdo. La brutalidad del ataque y la indefensión de las víctimas despertaron una indignación generalizada, que con el pasar de las horas, terminó en controversia. El eterno debate por la libertad de expresión y sus límites volvió a ser protagonista.

Después de cinco meses, el nombre de la revista sigue desatando apasionadas discusiones. Apenas en marzo pasado, cuando se anunció que la publicación iba a ser honrada con el premio internacional de libertad de expresión y valor PEN, cerca de de 200 escritores se opusieron al reconocimiento. Pese a la molestia Charlie Hebdo se llevó el homenaje. Ahora, en el ojo del huracán está una universidad de Irlanda.

¿La razón? Intentó cancelar un simposio organizado para analizar y debatir las secuelas del atentado, aduciendo que había un riesgo de seguridad y de reputación para la institución. A través de una carta firmada en abril pasado por su vicecanciller, Patrick Johnston, la Universidad Queen’s de Belfast le dijo no al evento, que había sido liderado por su Instituto para la Investigación Colaborativa en Humanidades. Decisión de la que tuvo que retractarse semana y media más tarde.

Justamente, haber optado por la cancelación le costó múltiples críticas de la comunidad académica e incluso se argumentó que había una intención de restringir la libertad de cátedra. Para el autor McLiam Wilson, que nació en Belfast y escribe para Charlie Hebdo, “esta cancelación dice, con estruendosa claridad, que no hay debate porque no puede haber debate”. En su Twitter enfatizó: “Queens Belfast cancela la conferencia sobre Charlie Hebdo. No estoy orgulloso de Belfast hoy. Pero sí estoy muy orgulloso de escribir para Charlie”.

El profesor de la Universidad de Oxford, Brian Klug, manifestó al periódico Belfast Telegraph que no entendía las preocupaciones de Johnston: “La segunda, sobre la reputación de la universidad, me parece irónica teniendo en cuenta que su acción no se refleja positivamente en Queens”. En este sentido,  Jason Walsh, escritor e investigador, escribió en el portal Little Atoms que “la censura del vicecanciller de la Universidad de Queens le ha hecho mucho más daño a la reputación de la institución que una discusión académica sobre ciudadanía después de Charlie Hebdo”.

“Los organizadores de la conferencia deberían ser apoyados en sus intentos de discutir este asunto, con seguridad extra si es necesario, pero contrario a esto sus esfuerzos han sido bloqueados por una burocracia cobarde de la universidad” le dijo la académica Angela Nagle al canal de noticias 4.  Y agregó: “Ya existe una átmosfera de autocensura y conformidad intelectual en las universidades, cuando estas deberían estar liderando ambientes que impulsen el libre intercambio de ideas”.

El director de la organización Índice de la Censura, Jodie Ginsberg le dijo a la misma página que “toda la discusión pública sobre asuntos importantes se cancela por temas de seguridad entonces los terroristas habrán ganado. La libertad de expresión, incluido el libre intercambio de ideas, es vital para la democracia y las universidades en particular deberían velar por ello”.

Por su parte, Alan Munton, investigador de la Universidad de Exeter en Reino Unido e invitado a esta conferencia, le dijo al Times Higher Education que cancelar esta conferencia “es la muestra de una falta de solidaridad con el movimiento ‘Yo soy Charlie’, en el que las personas reclamaron que la discusión abierta y libre de ideas controversiales nunca debía evitarse”. Añadió que “necesitamos que nuestras universidades defiendan el aprendizaje, la reflexión y la libertad de expresión”.

Después de que las críticas se multiplicaran y reprocharan masivamente la decisión de la universidad, el vicecanciller Johnston decidió anular la cancelación y dejar en firme la conferencia. “Queen’s es y será un lugar donde asuntos difíciles se pueden discutir”, sostuvo.

Tras sobrevivir a la fuerte controversia, el simposio sobre Charlie Hebdo se llevará a cabo este 4 y 5 de junio. Su objetivo fue claro desde el principio: poner sobre la mesa una discusión interdisciplinaria de la ciudadanía, libertad de expresión y tolerancia civil después del atentado contra la revista francesa.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.