Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/21/2015 4:00:00 AM

Esmaltes y otros temas absurdos que nos indignaron

Los nombres de unos esmaltes levantaron revuelo. Semana Educación reunió cinco casos disparatados que han irritado al país en redes.

Buscona y Fufurufa. No solo son los esmaltes más vendidos de la empresa Masglo, también fueron el origen de una discusión que se desató en redes sociales. Y es que la indignación se ha convertido en una especie de deporte nacional. Tanto así que parece haber perdido su intención.

Este sentimiento ha llegado a movilizar multitudes e incluso ha sido el catalizador de fenómenos como la Primavera Árabe o las movilizaciones estudiantiles en América Latina. En Colombia, logró hechos tan impactantes como la marcha del 4 de febrero de 2008 contra la guerrilla de las Farc y la del 6 de marzo contra los crímenes de Estado.

Parece que cada vez los usuarios de las redes sociales están más indignados. Eso sí, los motivos de su malestar se refieren cada vez menos a la violencia, no solo la del conflicto armado sino también la que pone en riesgo la vida de niños y personas (como la desnutrición en La Guajira o la contaminación de las fuentes de agua por atentados).

Semana Educación hace un repaso por algunas de las indignaciones más recientes de los colombianos e invita a reflexionar sobre qué nos mueve como país en las redes sociales. ¿Y, usted, por qué se indigna?

1. Sacaron las uñas

Nombres como “fufurufa”, “insaciable”, “buscona”, “sugestiva”, “zángana”, y “muérgana”, entre otros, despertaron la ira de algunas usuarias de redes sociales, que acusaron a la empresa Masglo de atentar contra la integridad de las mujeres al bautizar sus esmaltes con esos adjetivos.

Ante los ataques, Santiago Álvarez, director de mercadeo de Masglo, respondió en una entrevista con El Heraldo que “no estamos para juzgar a las mujeres. En ningún momento estamos diciendo que la persona que use un buscona es una buscona. Ahora, una mujer puede ser una buscona de experiencias y oportunidades".

Llama la atención que a la hora de defender a las mujeres en las redes sociales haya causado más indignación la etiqueta de un esmalte que, por ejemplo, las 88 que mujeres fueron asesinadas por sus parejas o exparejas en 2014 en Colombia, según la Cepal. En el país cada tres días ocurre un feminicidio y poco o nada se dice al respecto.

2. Paquete chileno

La actriz Belén Mora generó revuelo por un 'sketch' en el programa 'Morandé con compañía' al interpretar a una colombiana que se dedica a la prostitución y las drogas. En el video se ve a la actriz con un vestido tricolor ofreciéndole al conductor del programa café “con un poco de malicia”, para referirse a lo que sería cocaína. Y aunque días después la comediante ofreció disculpas, los colombianos la acusaron de xenofobia. Olvidaron que cuando se trata de parodiar a los demás países latinoamericanos y a sus presidentes, los chistes colombianos no tienen límites.

3. El patito feo

Las redes sociales son un arma de doble filo. Eso lo comprobó J. Balvin luego de que se publicara un video en el que le preguntan si en la capital colombiana hay mujeres lindas. Aunque dice que sí, las personas que seguían su entrevista vía streaming observaron cómo con su mano le indica al locutor que no. Muchas bogotanas se indignaron, tanto que Balvin pidió perdón en su cuenta de Instagram. Lo curioso es que sus seguidoras en Bogotá se ofendieron porque las trataron de feas, pero jamás han protestado por las letras de sus reguetones, que tratan a las mujeres como un objeto sexual.

4. Hecho en Colombia


“De dónde cree usted que nació la clonación de tarjetas, de dónde cree… de Colombia. Cada vez que arrestan un panameño hay cinco colombianos al lado”. Con este discurso, la diputada Zulay Rodríguez calificó de 'escoria' a los colombianos presos en ese país durante la sustentación de un proyecto de ley sobre migración. Si bien luego se retractó, en las redes todos se quejaron al unísono de la mala imagen que se estaba proyectando del Colombia pero nadie protestó por el imaginario que han creado las narconovelas que se emiten en el prime time de la televisión del istmo.

5. El monumento de la discordia

La placa en honor a los corsarios que sitiaron Cartagena en 1741 despertó tal ira en los cartageneros que decidieron tomarse la justicia por su cuenta y la destruyeron a martillazos. En las redes sociales el descontento y las burlas tampoco se hicieron esperar. Periodistas e historiadores acusaron al monumento, inaugurado por el príncipe Carlos de Inglaterra, de conmemorar un ataque de piratas.

Pocos mencionaron que la placa rendía tributo a los ingleses fallecidos en esta invasión y no a los cerca de 11 mil cartageneros que murieron defendiendo a la Heroica. Menos se habló de hechos más escandalosos que ocurren en Cartagena, por ejemplo, 1 de cada 5 embarazos se da en adolescentes entre 15 y 18 años.

¿Y, usted, por qué se indigna? Deje sus comentarios en la sección o en nuestro Twitter @SemanaEd

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.