Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/11/21 14:00

Jóvenes investigadores de talla mundial

Estudiantes de bachillerato de Bucaramanga aceptaron el reto de producir biodiesel a partir de algas, una actividad reservada para universidades y grandes centros de investigación.

Grupo de investigación los Exploradores Pilosos.

La producción de combustible líquido a partir de otras fuentes distintas a las reservas fósiles es un asunto que están tomando muy enserio importantes universidades y centros de investigación de Colombia y el mundo. Buscar formas alternativas de energía que sean más amables con el medio ambiente y que sean más sustentables en el largo tiempo son algunas de las razones que ha llevado a investigadores a buscar alternativas diferentes al petróleo.

En ese proceso los científicos han encontrado que algunas plantas como la caña de azúcar, el maíz y la soja, son perfectas para producir combustibles que respeten el medio ambiente, sin embargo tienen un gran inconveniente: estos cultivos requieren de grandes extensiones de tierra para que la producción de etanol o biodiesel sea rentable. Situación que entraría a competir con los sembradíos dedicados a la producción de alimentos.

Para solucionar este problema los investigadores han fijado su mirada en las microalgas. Por el alto contenido de lípidos, necesarios para la producción de combustible, la elevada eficiencia fotosintética, la capacidad de adaptación a distintos habitad acuáticos y la velocidad de crecimiento, estos pequeños organismos se convierten en candidatos perfectos para la producción de biodiesel a escala industrial que sea amigable con el medio ambiente y que no rivalice con los cultivos dedicados a alimentar al mundo.

Pero la producción no es fácil. En la actualidad los científicos investigan la manera de mejorar el mantenimiento del monocultivo de algas y hacer más eficiente la recolección de su biomasa. Técnicas que pueden resultar bastante complejas y que requieren de infraestructura adecuada. Por eso sorprende que un grupo de estudiantes del colegio público de Bucaramanga Nuestra Señora de El Pilar, se le midieran a producir biodiesel a partir de la microalga chlorella vulgaris, proyecto que ha ganado premios locales, departamentales y nacionales, y un reconocimiento internacional.

La historia de esta aventura comenzó en 2013 cuando Sandra Sarmiento, profesora del colegio, se reunió con alumnos para fomentar en ellos “el amor al medioambiente e inculcar la importancia que tiene la investigación en la vida”. Luego de discutir y de asesorarse con profesores de las universidades Autónoma de Bucaramanga (Unab) e Industrial de Santander (UIS), llegaron a la decisión de producir energía con la biomasa de la chlorella vulgaris.

“Es un reto bastante grande para los jóvenes, pues este es un proyecto, que por su complejidad, está reservado a estudiantes de universidades, profesionales e investigadores de alto nivel, no es común que chicos de bachillerato se le midan a algo de semejante magnitud”, explica la profesora Sarmiento.

Sin embargo, el grupo de investigación, al que los estudiantes bautizaron como Exploradores Pilosos, aceptaron el desafío y comenzaron a recopilar la bibliografía, a estudiarla y comprender procesos bioquímicos que solo se aprenden en la Universidad. Alexandra Bayona, una de las líderes del grupo, comenta que adquirir “nuevos conocimientos universitarios fue bastante emocionante ya que gracias a ellos pudieron experimentar nuevas formas de acercarse a la ciencia diferentes al estudio en el colegio”.

Y es que los Exploradores Pilosos no la tuvieron fácil. Con el apoyo de profesores de la Unab y la UIS, ellos aprendieron a cultivar la microalga, a cosecharla y a extraerle los lípidos y caracterizarlos, además de diseñar experimentos para hacer la reacción química que produce el biodiésel.

Todas estas labores, dignas de un investigador profesional, llevaron a que el grupo ganara la Feria Nacional infantil y juvenil, de Ciencia, Tecnología e Innovación, de Colciencias en 2014 y que representara al país en la Feria Intel ISEF de Los Ángeles, Estados Unidos, en ese mismo año, en la que obtuvieron un reconocimiento por quedar entre los mejores 50 proyectos.

En la actualidad estos jóvenes, que cursan grado 11, están investigando sobre qué hacer con los subproductos que resultan del proceso de producción de biodiesel y se preparan para participar otra vez en la Feria Nacional que se realizará en Bogotá entre el 25, 26 y 27 de este mes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.