Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/7/2014 8:30:00 AM

Trucos para aprender los nombres de sus estudiantes

Es común para muchos maestros olvidar cómo se llaman sus alumnos. Aquí hay cinco consejos para ayudar a los profesores en esta tarea.

Los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo tienen la función de ayudar en la memorización. Si las palabras se repiten una y otra vez para aprenderlas se utiliza el hemisferio izquierdo, pero si se crea una imagen mental para relacionarla, el lado derecho entra en acción. Así lo afirma Jorge Fiszer, médico argentino facilitador de procesos de aprendizaje.

“Cualquier palabra puede ser transformada en imagen mental, solo es necesario dejar que el lado derecho del cerebro trabaje sin censuras ni barreras inhibitorias. Para memorizar un compromiso, visualice en una imagen mental creativa, con color y movimientos, el acontecimiento que debe recordar. Para no olvidar un rostro, construya en su mente la imagen de esa persona, agréguele detalles a modo de caricatura, diviértase con el ejercicio y verá cómo su lado derecho cerebral comienza a trabajar mejor”, asevera Fiszer.

Estas técnicas para ejercitar la memoria son muy útiles para maestros que deben memorizar hasta 30 nombres por clase. Los expertos coinciden en que cuando un profesor llama a cada alumno por su nombre, esto ayuda al estudiante a sentirse más identificado con la materia y a motivarse por el aprendizaje.

Semana Educación recogió cinco consejos que pueden ayudar a los profesores a aprenderse los nombres de los alumnos en corto tiempo:

1. Durante la primera semana de clases asigne varias tareas cortas. Practique los nombres de sus estudiantes en el momento en que reciba y entregue estos trabajos.

2. Tome fotos de los estudiantes y márquelas con sus nombres. Revise esas fotos antes de cada clase. También puede escribir sobre esas imágenes las cualidades y rasgos particulares de cada uno, así como las anécdotas que ha tenido con algunos de ellos.

3. Póngase una meta diaria, por ejemplo, aprender cinco nombres por clase.

4. Salude a sus estudiantes por su nombre a medida que entren al salón de clase, si no recuerda alguno pida que se lo recuerden.

5. Cuando un alumno le diga cómo se llama, repítalo, pregúntele si la pronunciación es correcta y si le gusta que lo llamen por su primer o segundo nombre, así ambos se sentirán cómodos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.