Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2015/12/01 18:00

Cuatro criterios a la hora de escoger un colegio

Los estudios se han centrado en hacer del puntaje del ICFES el criterio más importante para evaluar a los colegios. No obstante, Semana Educación le propone otros criterios.

Escoger un buen colegio puede significar una decisión compleja, Semana Educación lo guía. Foto: Archivo Semana.
;
Semana Educación

Se publicó en la Revista Dinero  un listado de los mejores colegios de Colombia basado en los resultados de las pruebas de Estado. Pero el ICFES, aunque es un indicativo del panorama educativo del país, no es el único criterio para escoger un colegio, ni para evaluar su calidad. Así es que, para ampliar los juicios de las familias, Semana Educación ha escogido cuatro estrategias adicionales para evaluar a un colegio.

1. Tienen que concordar el jardín y el colegio.


Muchas veces se escoge el jardín por razones de cercanía, costos, e instalaciones, sin tener en cuenta su filosofía. Es importante considerar que ambos procesos hacen parte de la formación y las búsquedas pedagógicas deben coincidir. Si la escuela está concentrada en la adquisición de una nueva lengua, es necesario que las bases hayan empezado a construirse. Si el colegio está enfocado en los juegos y en los descubrimientos como métodos para el aprendizaje, es útil que la educación haya iniciado con exploraciones y no con la memorización de conocimientos.

2. La filosofía del colegio es más importante que la fama.


Algunos escogen el colegio en que matricularán a sus hijos por la tradición, el nivel de inglés, las pruebas de Estado, o porque está de moda. Sin embargo, las familias pueden tener desencuentros si los intereses de la casa no concuerdan con los del colegio. Así es que es necesario preguntarse qué tipo de estudiante busca el colegio, cómo conciben las diferencias, cuáles son los métodos evaluativos, cómo entienden la disciplina, y cómo plantean las relaciones entre adultos, niños y compañeros. Y si no hay concordancia entre los objetivos del colegio y los de la casa, es mejor buscar otra institución.    

3. Por buscar la excelencia no se puede pasar por encima de los niños.


No hay duda de que los exámenes de Estado son fundamentales a la hora de escoger un colegio. Ningún padre dejaría de considerar que es importante que su hijo acceda fácilmente a la universidad. No obstante, no debería olvidar que los niños tienen diferentes niveles de aprendizaje y que no todos los colegios son para todos. Un colegio que tenga como criterio principal la excelencia académica, en el que sea necesario obtener altos niveles de comprensión en todas las disciplinas, podría dejar rezagados a los que tengan dificultades en algunas áreas del conocimiento. La sensación de quedarse atrás puede ocasionar frustración, estrés e infelicidad.

4. La calidad de los profesores.


Para evaluar un colegio hay que tener en cuenta a los profesores. Para hacerlo, primero hay que considerar su formación. Saber cuál es el porcentaje del cuerpo docente con especializaciones y maestrías, podría indicar qué tan interesada está la institución en la capacitación de los maestros. También hay que evaluar los sueldos que devengan, pues un profesor bien pagado se considera valorado y respetado. Es importante también sopesar la proporción entre el número de estudiantes y el de profesores. Ahí está la diferencia entre ser una cifra o ser una persona.

Si quiere saber qué está pasando en Colombia y en el mundo en temas de educación, síganos en @SemanaEd.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.