Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/8/2016 12:00:00 PM

¿Quién ganará hoy en Estados Unidos? Conozca el sistema electoral

Mientras Hillary Clinton y Donald Trump se enfrentan en las urnas, estas son todas las claves que necesita saber para comprender por qué y cómo se vota este 8 de noviembre en el país norteamericano.

;
Semana Educación

Para nadie es un secreto que el sistema electoral estadounidense es complejo. De hecho, muchas de las leyes que todavía rigen tienen más de 200 años y al día de hoy no se han modificado. Por ello, entre otras cosas, se vota este martes, hay que estar registrado en un partido y el voto popular no elige al presidente. De hecho, el candidato más votado en las elecciones podría no mudarse a la Casa Blanca. Ante esta complejidad, Semana Educación le explica algunas de las claves de los comicios presidenciales que se celebran este martes 8 de noviembre.

¿Por qué se vota un martes?
Las elecciones siempre son el primer martes después del primer lunes de noviembre. Esto se debe a una ley del siglo XIX de cuando la agricultura tenía un papel preponderante en la sociedad americana, la gente se desplazaba en carruajes y a caballo y sólo podían votar los hombres blancos. Para estas fechas, la cosecha había acabado, aún hacía buen tiempo y así no coincidía con la festividad de Todos los Santos para los católicos.

Además, se eligió el martes para que los hombres se pudieran desplazar hasta el punto de votación sin problemas. Así si tenían que salir el día antes, no lo hacían en domingo, día sagrado y de oración para los cristianos. Y el fin de semana se descartó porque los judíos guardan el sabbat y los cristianos el domingo.

¿Qué es el colegio electoral?
El voto popular no elige al presidente ni al vicepresidente de forma directa. Desde hace 229 años lo hace una institución llamada colegio electoral, integrado por 538 electores o compromisarios de todos los estados. Esa cifra es igual al total de senadores y congresistas del país, y los tres representantes del Distrito de Columbia, ubicado en la capital.

Cada estado tiene el mismo número de compromisarios que parlamentarios. Salvo Maine y Nebraska, todos los estados adjudican el total de compromisarios a quien gana el voto popular. El sistema se llama “Winner takes all”. Sólo esos dos estados los reparten de forma proporcional y por distritos. Los estados con más compromisarios son California (55), Texas (38), Florida y Nueva York (29), Pensilvania e Illinois (20) y Ohio (18), respectivamente.

El candidato que tenga 270 compromisarios será el próximo presidente. No siempre quien gana el voto popular es elegido presidente. Ha pasado ya cuatro veces, el último caso y el más sonado ha sido el de Al Gore y George W. Bush en el año 2000, cuando Gore obtuvo más votos, pero se quedó en 266 compromisarios después de perder en Florida.

Si ningún candidato suma 270 electores, será el Congreso quien elija al presidente y el Senado al Vicepresidente. La Duodécima Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, aprobada en 1804, así lo establece. Lo peligroso de esto es que podría llegar a ser elegido un presidente y vicepresidente de diferentes partidos y no ser compatibles.

Los republicanos gozan actualmente de una holgada mayoría en la Cámara de Representantes (247 frente a 188), por lo que la elección de Trump, incluso con alguna disidencia interna, parece un hecho.

Además, Nevada, Iowa, Ohio, Carolina del Norte, Pensilvania y Florida son los estados más determinantes. Estos estados no tienen un claro candidato como favorito y por ello Clinton y Trump se han centrado en ellos en la recta final de la campaña. Pueden decantar la balanza a favor de republicanos o demócratas y son los estados a los que hay que estar atento la noche electoral.

¿Cuál es la simbología del Partido Republicano y del Partido Demócrata?
El elefante es el animal oficial de los republicanos, mientras que el asno es el símbolo no oficial que usan los demócratas. Los emblemas adoptados en el siglo XIX representan la fuerza y la inteligencia (elefante), así como la humildad y el coraje (asno). Ambos símbolos los popularizó el caricaturista estadounidense de origen alemán Thomas Nast.

A su vez, el azul representa a los estados federados de mayoría demócrata, mientras que el rojo simboliza a los estados en los que ganan los republicanos. El azul domina especialmente en el noreste y en el oeste, mientras que son rojos sobre todo el sur y el centrooeste.

El Partido Republicano, también conocido como Grand Old Party, aboga por rebajas fiscales, menos Estado y valores conservadores y religiosos. Actualmente tiene la mayoría en la Cámara de Representantes y George W. Bush (2001-2009) fue el último presidente republicano.

El Partido Demócrata, por su parte, hasta la fecha ha puesto en la Casa Blanca a seis de los 12 presidentes de la posguerra. En comparación con los republicanos, los demócratas son más liberales y tienen sus bastiones electorales sobre todo en el noreste y en la costa del Pacífico.

¿Hay que registrarse para votar?
El censo de Estados Unidos lo conforman los votantes registrados, no todos las personas que por su edad pueden ejercer su derecho a voto. El periodo y el modo de registro es diferente en cada estado. En algunos estados se puede hacer el mismo día de las elecciones y muchos votantes ya están registrados en uno u otro partido. Los que no se decantan se registran como independientes, aunque no tienen la obligación de votar según el registro.

¿Se puede votar antes del 8 de noviembre?
Sí. Hay 37 estados que permiten el voto anticipado. Además, algunos de ellos permiten cambiar el voto emitido con antelación el mismo día de las elecciones en un punto de votación.

El voto anticipado apunta dos tendencias claras: los latinos acuden a las urnas con más pasión que en anteriores comicios, lo que beneficia a la candidata demócrata Hillary Clinton, pero los afroamericanos muestran mayor desgana, lo que favorece al republicano Donald Trump. Según los últimos datos, para el 5 de noviembre casi 40 millones de estadounidenses habían depositado su voto, una cifra superior al total de algo más de 32 millones de votos anticipados de 2012.

Además de Hillary Clinton y Donald Trump, ¿hay otros partidos y candidatos?
Fuera de los dos partidos del sistema tradicional bipartidista, también se presentan el Partido Libertario, con Gary Johnson como candidato, y el Partido Verde, con Jill Stein; además de otras formaciones minoritarias como el Partido por el Socialismo y la Liberación, con Gloria de la Riva como candidata. En Utah se presenta el candidato independiente Evan McMullin.

¿Cuando habrá próximo presidente?
Tras las elecciones, los compromisarios del colegio electoral se reunirán el lunes que sigue al segundo miércoles de diciembre, este año el día 19, en los parlamentos estatales y votarán. Después, los votos certificados se envían al Senado, donde se ordenan sin abrirlos por orden alfabético y se guardan en dos cajas de caoba. El 6 de enero el Congreso se reunirá en sesión conjunta para hacer el recuento y se declarará un ganador, que será investido presidente el 20 de enero.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?