Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/27/2017 12:14:00 PM

Así funciona el negocio del preicfes

En el país existen numerosas instituciones que, aunque informales y no reguladas, ayudan a sus clientes a preparar las pruebas estatales Saber 11. Pero, ¿de dónde obtienen las preguntas para hacer los simulacros?

;
Semana Educación

Aunque el Instituto Colombiano para la Evaluación de la Educación (Icfes) asegura que las pruebas Saber 11 son un instrumento fundamental para identificar la fortalezas y debilidades del sistema educativo, para los estudiantes que hacen esta evaluación la importancia es distinta.

Cada año los alumnos de grado 11 se preparan para sacar los puntajes más altos en esta prueba para ingresar a las mejores universidades del país o  para obtener una beca estatal. En algunos de los casos, es la única oportunidad que tienen para ser profesionales.  

Ante ese gran reto, practicar estas pruebas en los colegios con la ayuda de sus profesores no es suficiente. Buscan otras alternativas para ser el mejor Icfes del país. Una de ellas es pagar a una institución que capacita docentes universitarios y de colegio para que estudien las pruebas y luego las enseñen a los estudiantes inscritos en el curso.

Pero, ¿qué tan legal es que una entidad privada use las preguntas del Icfes para obtener ganancias?. La duda asalta a muchos padres de familia que no tienen cómo pagar estos cursos a sus hijos.

Lea: Los exámenes están en peligro de extinción

“Qué coincidencia que alumnos que pagan cursos para preparar el Icfes de casi dos millones de pesos, cuando les preguntas, aseguran que en la prueba oficial les salieron casi todas las preguntas que repasaron en el curso. Raro, muy raro”, asegura Jacinta Nonname, investigadora de educación radicada en Chile.

Semana Educación contactó a varias instituciones que llevan entre 20 y 30 años ofreciendo estos simulacros para que contaran cuál es su metodología, cómo son las preguntas que hacen en sus exámenes, de dónde las consiguen y por qué varios usuarios han denunciado que las preguntas que ellos utilizan son iguales a las que usa el Icfes para evaluar a los estudiantes.

El Instituto Calenda, ubicado en Manizales ofrece desde hace 23 años el preicfes en este municipio y en Armenia. Capacita a sus docentes con métodos que podrían ser “escandalosos”, pero que no son ilegales.

“Nosotros le pagamos la Prueba Saber 11 a nuestros profesores para que la realicen cada vez que hay una convocatoria, así aterrizamos y actualizamos las preguntas que hacemos en nuestros cursos, no es que las copiemos, solo usamos los modelos”, señala John Henry Posada, gerente de la institución.   

También usan algunas preguntas de exámenes anteriores que libera la entidad cada cierto tiempo. “El Icfes tiene un banco de preguntas que se usan en diferentes años en las evaluaciones del Estado. Algunas están dentro de las liberadas que cualquiera puede utilizar, porque son preguntas construidas con dinero público y no tienen derechos de autor. Es por eso que mucha gente asegura que las preguntas de nuestras evaluaciones estaban en las Prueba Saber 11”, explica Posada.

Relacionado: Practique las Pruebas Saber 11 con este test

Según contaron voceros del Icfes a Semana Educación, esto no representa ninguno delito, ya que por un lado, una persona puede presentar un exámen las veces que desee y también puede memorizar las preguntas. Lo que no está permitido en ningún caso es tomar fotos. Respecto al tema de las preguntas liberadas, la respuesta es que “para eso son, para que sean de dominio público”.

El éxito del Instituto Calenda, dicen sus responsables, radica en que a través de la lógica hacen que los estudiantes lleguen a la respuesta correcta. También les explican que estos exámenes son calificados con una metodología que le da mayor puntaje a las preguntas difíciles. En otras palabras, una persona que se presente a las pruebas Saber 11 no obtendrá un alto puntaje si decir le va bien en la mayoría de la preguntas fáciles y mal en las pocas complicadas.  

El Colegio Luján ofrece preicfes en Antioquia desde hace 32 años. Según comentó un encargado de la institución a esta publicación, construyen las pruebas de sus simulacros teniendo en cuenta los estándares y lineamientos del banco de preguntas del Icfes”.

Por otro lado, tienen un docente experto en estas pruebas estatales que capacita a los demás profesores para ayudar a desarrollar el razonamiento y la destreza lógica de los inscritos para responder a las preguntas. En su página web hay un llamado sobre los objetivos del curso preicfes que ofrecen que dice lo siguiente: “Revelar trucos y estrategias para la presentación de las pruebas Saber 11º”.

Semana Educación también consultó a la empresa Asesorías Académicas Milton Ochoa con 18 años de experiencia. Además de ofrecer cursos preicfes en casi todo el país, también opera como evaluador externo y hace seguimiento a la formación académica de más de 3.000 colegios nacionales para darles a conocer sus debilidades y fortalezas a nivel académico.

También le puede interesar: La diferencia entre aprender y memorizar

Según Alberto Sánchez, director de Innovación de esta entidad, es la única institución que tiene su propio departamento de producción de preguntas para las pruebas Saber 11. “Es como una gran fábrica de preguntas en la que trabajan más de 22 personas. Algunas de ellas son  profesores con maestría que estudian el modelo del Icfes y las debilidades de los colegios gracias a la información recopilada por años por nuestro proyecto de evaluación que mide el desempeño académico de estas instituciones educativas”.

El 60 % de los usuarios que acuden a esta empresa para hacer uso de sus servicios provienen de colegios privados y el 40 % de los públicos.

Los precios del curso preicfes que ofrecen las tres entidades consultadas oscilan entre los 400.000 pesos (el más barato) y el millón de pesos por el simulacro de 150 horas. El costo difiere según si la prueba es para calendario A o B.

Aunque estás instituciones y empresas no están reguladas y son informales, garantizan a sus clientes un servicio que, según ellos, no pueden ofrecer los colegios debido al planteamiento de sus currículos escolares. “Somos un complemento educativo en el país”, concluye John Henry Posada.

Para estar enterado sobre las noticias de educación en Colombia y el mundo, síganos en Facebook y en Twitter.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.