Martes, 17 de enero de 2017

| 2017/01/10 18:00

Por qué los Millennials no duran en sus trabajos

La alta rotación de los Millennials, personas entre los 15 y 35 años de edad, representa, sin duda, un enorme desafío para los empresarios: ¿cómo retenerlos y generarles un ambiente laboral satisfactorio y confiable?

Por qué los Millennials no duran en sus trabajos Foto: Archivo SEMANA
;
Semana Educación

Hoy, las empresas se enfrentan a una cruda y difícil realidad: jóvenes talentosos que abandonan sus puestos de trabajo en cualquier momento, motivados por una nueva oportunidad laboral, con mejores beneficios y mayores espacios de vida personal.

María Alejandra Serna y Alejandra Ángel, psicólogas de la Universidad de los Andes, han investigado sobre la inestabilidad laboral y tienen una respuesta para disminuirla: “Una forma de evitar que los Millennials se vayan de su puesto de trabajo –dicen- es desarrollar en los directivos de las empresas tres habilidades básicas: empatía, comunicación y liderazgo. Estas les permitirán comprender mejor las necesidades particulares de sus jóvenes empleados, sus expectativas, preferencias e intereses dentro de la organización, a fin de desarrollar estrategias que promuevan la satisfacción laboral de los mismos”.

Según la propuesta de intervención de Serna y Ángel, después de revisar diversas fuentes, dichas habilidades les permitirán a los Millennials ver a los directivos como probables modelos a seguir, sentir que tienen algo nuevo que aprender de ellos y recibir retroalimentación directa para su crecimiento personal y laboral.

“Con la habilidad de la empatía podrán comprender a sus jóvenes trabajadores y ayudarles a desarrollarse en sus puestos de trabajo; con la habilidad de la comunicación estarán en capacidad de enviarles mensajes asertivos, con retroalimentaciones y críticas constructivas que los hagan sentir en constante aprendizaje; y por medio del liderazgo, podrán guiarlos e inspirarlos. Todo ello contribuirá a la realización personal de los jóvenes y los mantendrá satisfechos en sus puestos actuales por más tiempo”, dicen las profesionales.

Anteriormente, las empresas buscaban motivar a sus empleados con factores externos (buenos salarios, ambientes laborales adecuados y posibilidad de hacer carrera), dado que los trabajadores buscaban seguridad y estabilidad en sus puestos. Sin embargo, afirman las psicólogas, con el cambio de prioridades de los Millennials, hoy se deben enfocar los esfuerzos empresariales al fortalecimiento de otros factores que conlleven a la autorrealización personal y profesional, como un trabajo gratificante, reconocimiento y tareas interesantes.

La alta rotación de estos jóvenes es perjudicial para las empresas, dado que deben invertir constantemente en capacitaciones, pierden los conocimientos adquiridos del trabajador que se va y la capacidad de generar un ambiente laboral de confianza. Como lo afirman los investigadores Eduardo Martin Cuesta, María Elena Ibáñez, Rosana Tagliabue y Marcela Zangaro, en su artículo La nueva generación y el trabajo, en la revista Barbarói de la Universidad de Santa Cruz do Sul (Brasil), “a la hora de ser fieles, el compromiso de los Millennials es para consigo mismos y no para con la empresa que les haya proporcionado empleo”.

“En numerosos estudios y encuestas, los Millennials no han salido bien librados en cuanto a su compromiso y lealtad en sus puestos de trabajo. Con frecuencia, los adultos se refieren a esta generación como inmadura, irresponsable e inestable laboralmente”, agregan Serna y Ángel, “lo cual no puede estar más alejado de lo cierto. El problema no es que el Millennial no quiera trabajar, es que los mayores no se han tomado el tiempo de entenderlo”, agregan.

Además, como lo sostiene el sociólogo Zygmunt Bauman las nuevas generaciones gozan de un bienestar económico que en generaciones anteriores era desconocido. Hace unos años, tener un trabajo era un privilegio: había que conservarlo a toda costa y podían durar toda la vida en una empresa. Sin embargo, en los últimos años, los Millennials quieren obtener nuevas experiencias, como si la realización personal dependiera del cambio y no de la estabilidad que gozaron sus padres y abuelos.

Para mantenerse satisfechos, los Millennials necesitan sentir que están creciendo todos los días y que son retados intelectualmente de manera constante, por lo cual buscan empresas que se alineen a sus valores y, si no las encuentran, crearán sus propios emprendimientos para poder alcanzar sus sueños. “No son personas que estén dispuestas a conformarse y este es el gran reto que deben superar las empresas”, concluyen las psicólogas.

Para estar enterado sobre las noticias de educación en Colombia y el mundo, síganos en Facebook y en Twitter.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.