Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/30/2015 8:00:00 AM

¿Cómo formarse para un trabajo digno?

Asesorar, capacitar y mejorar los perfiles de quienes buscan empleo es una tarea que hace parte de la agenda nacional. Las cajas de compensación se han sumado a esta labor que le aporta al mercado laboral.

Las empresas del país requieren talento humano. Aunque parece que las ofertas escasearan, trabajo si hay. En efecto, en el Servicio Público de Empleo creen que la oferta y la demanda tendrán la misma dinámica que en 2014, la cual registró 415.000 vacantes. Por su parte, el Dane informó a comienzos de este año que el desempleo registró un 10,8 por ciento, la tasa más baja de los últimos 15 años. A esto se puede sumar las ferias de empleo y programas para beneficiar a los que están desocupados.

Si bien estas cifras pueden ser alentadoras, los analistas coinciden en la necesidad urgente de cerrar la brecha que hay entre la educación y el universo laboral. El asunto va más allá de enviar una hoja de vida y ocuparse en lo primero que resulte, sino en desarrollar calidad y pertinencia.

La Agencia de Gestión y Colocación de Empleo Cafam ha decidido caminar por esa vía, pues antes que nada, lo que más le interesa es “asesorar a cada persona, que toque sus puertas, para que consiga un trabajo digno”. Su ayuda consiste en capacitar, perfilar y formar al candidato para mejorar sus habilidades y su empleabilidad. “lo primero es ayudarles con talleres,  que se enfocan en desarrollar una mejor presentación y buscan un estímulo para el trabajo; posteriormente se realizan capacitaciones en competencias claves, como el idioma inglés o manejo de Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs),  además  hay un elemento de formación en áreas transversales como el pensamiento crítico y la comunicación asertiva. Por último, hay una fase enfocada en competencias laborales, que están relacionadas con capacidades específicas para un oficio como el manejo de Excel avanzado o las normas de contabilidad”, señala Luis Alberto Salgar, jefe de la Agencia.

La asistencia también se cuenta en términos económicos. Hay un apoyo para el pago de aportes a pensión, salud y reconocimiento de la cuota monetaria si ha tenido derecho. Este beneficio se otorga por seis meses, gracias al seguro de desempleo, mientras el usuario busca un trabajo y mejora sus competencias.

Esta Agencia cuenta con diez puntos de atención en Bogotá y Cundinamarca, lo que la constituye en la más amplia red de oficinas de esta naturaleza que tenga una caja de compensación. En el resto del año se van a extender a 16. “La atención es personalizada. Luego del registro, se programa una entrevista con un sicólogo para mejorar el perfil del candidato. Y se detectan debilidades en competencias para impulsarlo al servicio educativo”, explica Salgar.

A través de su Fundación Universitaria, el Centro de Educación para el Trabajo, el Centro de Idiomas, el programa de Educación Continuada y Empretec, Cafam ofrece varias opciones. Técnico laboral, con una amplio portafolio de cursos; capacitación en idiomas, educación continuada (alfabetización) y diplomados. En total, son 1.400 alumnos en formación.

Steven López (22 años), quien trabaja como técnico en sistemas en una empresa de tecnología, cuenta que su proceso fue interesante y rápido. “Luego de registrar mi hoja de vida, tuve una cita con el psicólogo, quien me asesoró y me ayudó a corregir errores y a la creación de mi perfil”, asegura. Luego de un mes ya estaba trabajando. “El tema con la Agencia Cafam ha sido más que beneficioso, pues no solo me ayudaron a ubicarme laboralmente, sino que me dieron la posibilidad de hacer un diplomado gratuito”, afirma.    

En la actualidad, la Agencia de Empleo Cafam registra 3.705 empresas a las que le administra sus vacantes. En buscadores de empleo, suman 39.292 personas (entre cesantes y los que no). Alrededor de 19.817 han realizado el proceso (entrevista con el psicólogo y perfilamiento).  Han conseguido empleo, según sus registros de trazabilidad a 2.900 personas, en apenas un año de funcionamiento. En Cafam afirman que con seguridad son muchos más los que han alcanzado un nuevo puesto, si se tiene en cuenta las empresas que no reportan la contratación. Con respecto al seguro de desempleo han beneficiado a 5.786 usuarios.   

Y como miembro del Pacto de la productividad, trabajan en inserción laboral con personas en situación de discapacidad.

“El objeto final es preparar personas integrales, que respeten las normas y que sean líderes, más allá de de sus habilidades como técnico o profesional. Y en eso estamos empeñados”, puntualiza Salgar.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.