Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2016/02/15 18:00

¿Quién se acuerda de Auschwitz?

Lo ocurrido en los campos de concentración se olvidó después de la Segunda Guerra Mundial. Fue hasta los años 70 cuando se recuperó la historia y empezaron a dictarla en los colegios alemanes.

¿Quién se acuerda de Auschwitz? Foto: Archivo Semana
;
Semana Educación

Primera entrega del especial ‘Historia, la materia que libera o condena‘ de la edición número 13 de la revista digital Semana Educación.

Hitler se mantiene como el mayor referente de la maldad humana, una realidad con la que Alemania lidia décadas después. Con eso y con la matanza de más de seis millones de judíos. Pero el paso de los años ha sido benévolo con el país en términos de reconciliación.

El pasado nazi se ha abordado desde las instituciones, con los juicios de Núremberg en los que se condenó a los más altos responsables del Holocausto. También desde la memoria y la restitución, involucrando a la población en el proceso de superar y abordar lo sucedido, lo que en el imaginario colectivo se denomina como Geschichtsaufarbeitung o Vergangenheitsbewältigung: un ideario de reconciliación, que también se traslada a las aulas. Pero no siempre fue así.

La Segunda Guerra Mundial no solo supuso la victoria de los aliados frente al fanatismo de un hombre capaz de movilizar a las masas a golpe de terror. También provocó que los manuales educativos introdujeran los antecedentes y referencias a esta sinrazón humana. 

Sin embargo, esta disposición a favor del recuerdo solo se mantuvo hasta el fin de la ocupación de las fuerzas occidentales. Con la llegada del primer canciller a las instituciones de la Alemania demócrata, el nazismo se ausentó de los libros de texto, y con él todas las matanzas cometidas por sus grandes dirigentes, especialmente los de la SS, en los campos de concentración. La principal razón: antiguos nazis reconocidos ocuparon puestos de responsabilidad en la política, la justicia y la administración.

Fue en los años setenta, con las protestas del movimiento estudiantil, que el Holocausto volvió a los colegios de la Alemania Occidental. Pero el punto de inflexión para la difusión de información pertinente y adecuada sobre el genocidio nazi fue en 1978. Lo que coincidió con la retrasmisión de una miniserie estadounidense al respecto, protagonizada por Meryl Streep.

A partir de entonces se habilitaron memoriales y museos para que olvidar no fuera una opción. Los niños de secundaria empezaron a hacer salidas didácticas a esos lugares emblemáticos con sus tutores académicos.

En el aniversario número 70 de la liberación de Auschwitz, el mayor campo de concentración de la época nazi y símbolo de la vergüenza alemana, la canciller Angela Merkel aseguró que los alemanes no tenían derecho a olvidar: “es algo que les debemos a los  millones de víctimas”.

A principios de 2015, la Unesco presentó un estudio en el que evaluó cómo  se enseña el Holocausto en las escuelas de secundaria alrededor del mundo. Se tomaron como muestras los currículos de la materia de historia de 135 países y 86 libros desde el año 2000.

La investigación reveló que en ahora Alemania enseña a sus jóvenes lo que sucedió de forma “directa”. Es, además, uno de los estados que más tiempo dedica a la enseñanza de lo ocurrido.

Sin embargo, esta insistencia por referenciar el tema en las aulas ha generado el efecto contrario: una saturación en los jóvenes.

En un informe de 2009, la investigadora Sandra Fanroth, del Centro Ana Frank de Berlín, alertó sobre esta contrariedad. Para ella, el problema es que los jóvenes empiezan a tener contacto con este hecho histórico desde los 14 años.Lo que impide dosificar la información. “Se pretende enseñar demasiado en poco tiempo”, indicó.

PARA EL DEBATE

Ahora que Colombia debate cómo enseñar el conflicto armado desde las aulas ¿qué valor añadido brinda a las nuevas generaciones estudiar los sucesos atroces que caracterizaron la vida de sus antepasados? Deje sus comentarios en nuestro twitter @SemanaEd y @JuliaAlegre1

¿CÓMO DESCARGAR SEMANA EDUCACIÓN?

**Para suscribirse llame en Bogotá al (1) 6073010 y desde el resto del país a la línea gratuita 01-8000514141

Desde un iPhone o un iPad

1. Ingrese en su dispositivo a la aplicación App Store o haga clic en este vínculo.
2. En la opción de búsqueda escriba Semana Educación y luego toque el botón de buscar.
3. Toque el botón descargar cuando vea esta ventana.
4. Si ya tiene una cuenta en App Store solo toque el botón comprar y disfrute de la más completa publicación educativa del país.
5. Si no tiene una cuenta activada, la aplicación le solicitará información personal y de su tarjeta de crédito para efectuar el pago.
6. Puede comprar la edición individual o la suscripción anual.

Desde Android

1. Desde su celular o tableta con sistema operativo Android entre a la aplicación Google Play o haga clic en este vínculo.
2. En la opción de búsqueda escriba Semana Educación y haga clic en buscar y luego en descargar.
3. Si ya tiene una cuenta en Google Play solo toque el botón comprar.
4. Si no tiene una cuenta activada, la aplicación le solicitará información personal y de su tarjeta de crédito para efectuar el pago.
5. Ya puede disfrutar de la más reciente edición de revista digital Semana Educación.

Desde un computador de escritorio

1. Puede ver gratis la primera edición (Revolución: educación sin aulas), la séptima (Educación para el progreso) y la octava (La mejor profesión del mundo) en este vínculo.
2. Para ver más ediciones llame en Bogotá al (1) 6073010 y desde el resto del país a la línea gratuita 01-8000514141. Al comprar la revista digital le darán un usuario y contraseña.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.