Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2016/08/10 12:00

¿Cómo entrenan los levantadores de pesas?

Todos siguen hablando de la victoria de Óscar Figueroa en el levantamiento de pesas. Pero, ¿qué hay detrás de la formación en este deporte? Semana Educación le explica.

¿Cómo entrenan los levantadores de pesas? Foto: EFE/FERNANDO BIZERRA

Podría decirse que el levantamiento de pesas es el “deporte rey” de Colombia en la historia de los Juegos Olímpicos; no en vano, en los últimos cinco Juegos, el país ha ganado medalla en este deporte. En Sídney 2000 comenzó la gloria tricolor en halterofilia con María Isabel Urrutia, que se impuso en los 75 kilogramos y le dio al país la primera presea dorada en su historia. Este lunes, Óscar Figueroa consiguió el segundo oro en este deporte.

Pero no todo se concentra en Urrutia y Figueroa cuando se trata de halterofilia. En Atenas 2004 la bandera tricolor reflejó un bronce gracias a Mabel Mosquera que conquistó la categoría de los 53 kilogramos. Diego Salazar siguió la racha vencedora en Beijing 2008 en los 62 kilogramos y se quedó con la medalla de plata.

Por su parte, Óscar Figueroa ya había empezado a darse a conocer como un exitoso deportista desde Londres 2012, cuando ganó plata en los 62 kilogramos, la misma categoría que hizo realidad el sueño dorado del país este lunes. Figueroa se convierte así en el primer colombiano en colgarse dos medallas olímpicas.

Para Figueroa, el deporte ha sido una forma de vida, pues fue un escape a la difícil situación que vivió. Él es un desplazado más de la violencia e incluso prestó servicio militar. Practicó fútbol, baloncesto, natación y hasta karate, antes de dedicarse de lleno al levantamiento de pesas, siguiendo el consejo de un profesor de educación física en el colegio, quien ponderó su musculatura y compacidad.

El levantamiento de pesas es estrategia, pero a la vez fuerza pura. un pesista debe saber cuánto puede alzar y además el entrenador debe buscar la manera de acabar psicológica y físicamente a sus contrincantes. Eso fue lo que pasó el lunes, cuando Eko Yuli Irawan intentó fallidamente levantar 179 kg en envión para intimidar a Figueroa y no pudo.

“El entrenamiento de halterofilia requiere tratar tanto la fuerza mental, como física, a la vez que se combina técnica y velocidad. El principal recurso que se necesita a la hora de entrenar es la fuerza funcional del cuerpo, por eso algunos deportistas de otras disciplinas utilizan movimientos de halterofilia para aumentar su fuerza explosiva”, aseguró a Semana Educación Guillermo Navarro, un entrenador personal de la capital.

El entrenamiento y la constancia son clave para poder realizar los movimientos de forma correcta. Esta disciplina consta de dos movimientos conocidos como arrancada o “snatch”; y dos tiempos, “clean and jerk”. Es importante entrenar por una parte la técnica de cada movimiento y no centrarse únicamente en el incremento de la fuerza. Es así que el agarre se convierte en una parte fundamental de todos los movimientos.

Los agarres de halterofilia se pueden diferenciar en dos tipos: el de arrancada y el de carga. Ambos son en gancho y utilizan el pulgar para abrazar la barra y después abrazar el pulgar con los otros dedos.

Muchos piensan que la Halterofilia solo se trata de realizar los dos movimientos de agarre y levantamiento, pero lo cierto es que se compone de muchos más ejercicios, los cuales dan fuerza y condición física para la práctica de dichos movimientos.

Normalmente, muchos entrenamientos comienzan enseñando la técnica y practicando ejercicios de fuerza, tales como las sentadillas: movimiento base de este deporte. “Cogiendo como referente a una persona que no está entrenada, para empezar a entrenar en este deporte sería conveniente llevar un plan de entrenamiento de fuerza para coger tono y forma en las piernas, que son la base de esta disciplina”, agregó Navarro.

“A medida que los deportistas avanzan en técnica, avanzaremos en kilos en los levantamientos, aumentando el peso con las sentadillas”, dice Navarro. Las repeticiones y series aumentan a medida que el entrenamiento avanza; sin embargo, este deporte no se basa en la hipertrofia ni busca un aumento del tamaño de los músculos. “Excederse en series y repeticiones, sería aumentar el riesgo de lesión”, complementa el entrenador.

Estos entrenamientos y técnicas mezclados con sesiones de musculación, para reforzar músculos que no se ven implicados directamente y mejorar los músculos protagonistas, harán que la forma física se vea reforzada y mejorada, obteniendo así un mejor resultado final en el deportista.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.