Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/20/2014 9:22:00 AM

¿Cómo se protegen quienes atienden a pacientes con ébola?

El personal médico que se encarga del cuidado de los afectados usa un traje especial de más de diez piezas que les cubre de pies a cabeza.

La ropa de protección conocida como equipo de protección personal PPE (por sus siglas en inglés: Personal Protective Equipment) usada por las personas que tratan enfermos de ébola está hecha de un material impermeable. El traje tiene capucha, botas, varios pares de guantes, máscara, babero, gafas protectoras y delantal plástico. Además, usan una gran cantidad de cinta de tela para que todo quede sellado. Los médicos y enfermeros que combaten el ébola son apodados como “los hombres de la luna” porque el traje se parece al que usan los astronautas.

Para ponérselo se necesita de la ayuda de dos personas y se demora aproximadamente diez minutos. Es un proceso difícil, tedioso y delicado; si se comete un mínimo error la persona que lo usa tiene un alto riesgo de contagiarse de ébola.

Quienes transportan a los pacientes muertos por ébola deben tener más cuidado. Cuando la persona muere, sus fluidos corporales son invadidos por el virus con mayor intensidad y el menor contacto con un cadáver infectado sin la protección adecuada es fatal.

Quitarse el traje también es un proceso estricto y complicado que incluye una etapa de desinfección. Las personas son bañadas a presión con una solución de agua y cloro por otro trabajador que igualmente viste un traje de protección. Los guantes se lavan varias veces sumergiendo las manos en esta mezcla y frotándolos repetidamente.

Posteriormente, se les baja la cremallera de los trajes, deben quitárselo sin tener ningún tipo de contacto con este, tienen que lavar sus manos nuevamente con la misma solución. Las últimas prendas que se retiran son las botas y el último par de guantes.

Una medida insuficiente
A pesar de estos estrictos cuidados y protocolos sigue habiendo espacio para el error humano. Dos miembros de la organización Médicos Sin Fronteras se contagiaron recientemente de ébola, así como un doctor de la ONU y otro de una organización médica italiana. El traje especial funciona pero el ambiente de trabajo es de alto estrés, temor y fatiga, lo que aumenta los riesgos.

Para más información sobre ciencia, salud, tecnología e innnovación visite nuestro perfil en Twitter @SemanaEd

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.