Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/02/19 10:52

Ocho consejos para que los niños se adapten mejor al colegio

Hay varios retos que deben tener en cuenta padres, profesores y alumnos a la hora de iniciar un nuevo año escolar o de cambiar de colegio.

Cambiar de colegio o empezar un nuevo año puede traer muchas dificultades para los niños.

Reconocer nuevas normas, reglas y hábitos de comportamiento diferentes a los ya instaurados es uno de los retos que deben asumir los menores al iniciar un nuevo año escolar o al cambiar de colegio.

Se trata de un proceso complejo que requiere de especial atención por parte de los padres. Al sentirse a gusto con sus compañeros y profesores, los niños tienen la oportunidad de fortalecer sus relaciones personales y mejorar su rendimiento académico.

“Los adultos deben mantenerse cercarnos a sus hijos en estas épocas de cambio. Es fundamental preguntarles sobre sus intereses y, de esta manera, confirmar si realmente están en el colegio adecuado”, dice Astrid Triana, decana de la Facultad de Psicología de la Fundación Universitaria Sanitas.

Para hacer más fácil este proceso de transición y conocer cómo se sienten los niños en la institución educativa, los expertos sugieren tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

1. Elegir el colegio: a la hora de escoger la institución donde matriculará a sus hijos, tenga en cuenta que las normas, valores y manejo de autoridad sean acordes con los de la familia, acéptelas y apoye las decisiones razonables.

2. Tiempos: establezca horarios claros de descanso, estudio, hora de dormir y demás, para asegurar que el niño tenga la disposición necesaria para la labor académica. Esto es especialmente importante en preescolar y primaria. Aunque en el bachillerato es posible ser más flexible, sólo dé las licencias en caso de que sienta que su hijo maneja responsablemente la libertad que se le da.

3. Espacios para conversar: destine un tiempo exclusivo al día para hablar con el niño acerca de la experiencia en el colegio, pregunte y escuche con interés. Involúcrese en sus intereses, tanto los buenos como los malos, e intente fomentar y apoyarlo en las actividades que le gustan.

4. Relacionarse con otros padres: trate de tener contacto con las familias de los compañeros del curso, especialmente con los más cercanos a su hijo e invite a los amigos a la casa para que el niño perciba que la actividad académica está ligada a la vida familiar. Compartir las experiencias entre padres de familia contribuye a que puedan tomar decisiones consensuadas y a manejar situaciones difíciles desde enfoques similares.

5. Hable con los profesores: más allá de las calificaciones es importante conocer cómo son sus comportamientos e interacciones durante la jornada escolar. Igual que con los padres de familia, es importante conocer las medidas que toman los profesores en la educación de sus hijos. Ellos tienen tanto para compartir con los padres como los padres con ellos.

6. Acompañamiento: guiar no es hacer las tareas del niño. Es asegurarse de que realiza sus deberes con la mejor calidad. Ayude a su hijo a reconocer las estrategias de estudio que más le agradan y con las que mejores resultados tiene. No todos aprenden de la misma manera. Procure establecer reglas para que su hijo cumpla con las obligaciones escolares e intente motivarlo para que esta sea la prioridad antes de jugar o de hacer otras actividades de su agrado.

7. Reconozca los logros de su hijo: premie y comparta la alegría y el orgullo por los éxitos de sus hijos. De igual manera analice con él cuando tengas problemas y su rendimiento no sea el mejor. Una de las maneras más efectivas es potenciar los talentos y mantener la motivación cuando alcanza una meta.

8. Alerta a los comportamientos: es importante estar alerta a cualquier cambio en el comportamiento, aislamiento, llanto o aparición de síntomas inesperados (fiebre, dolores inespecíficos) antes de ir al colegio. Son señales de alarma de que algo no está bien durante el proceso de adaptación. Demuestre que está atento a los problemas de sus hijos aunque no permita que estos sirvan como métodos de manipulación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.