Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2016/10/04 12:00

¿Cómo conseguir dinero para estudiar?

A propósito de las polémicas de Colfuturo y el Icetex, Semana Educación hace una selección de otras opciones de financiación para acceder la educación superior.

¿Cómo conseguir dinero para estudiar?
;
Semana Educación

Han pasado dos años desde que el precio del dólar subió como la espuma y la depreciación del peso colombiano se colocó en mínimos históricos. Dos años en los que los deudores de Colfuturo vieron cómo el crédito que contrajeron con la entidad multiplicaba su costo hasta alcanzar unas cifras imposibles de afrontar. ¿Por qué? Está tasada en dólares pero el pago se realiza en pesos.

Le puede interesar: ‘Colfuturo decidirá si deja de cotizar sus créditos en pesos‘

Las movilizaciones de los deudores provocaron que el gobierno recomendará a la entidad que cambiara su esquema de ayudas y comenzara a ofrecer créditos en pesos, y no en la moneda estadounidense.

En el caso del Icetex, en 63 años de historia, ha beneficiado a 4,7 millones de colombianos para estudiar algún programa de educación superior. Sin embargo, son muchos los deudores que se quejan de que la deuda que contraen, más que una ayuda, acaba convirtiéndose en un dolor de cabeza. De hecho, y de acuerdo con datos de la entidad, de los 411.000 créditos educativos vigentes, el 25 % (109.000) está en mora.

Puede leer: ‘Al menos 59.000 usuarios del Icetex están en deuda con el sistema‘

Todos estos problemas relacionados con las dos entidades colombianas más relevantes del país en términos de créditos educativos han generado desconfianza en aquellos interesados en acceder a créditos de estudio. Sin embargo, estas no son las únicas opciones.

Semana Educación recoge otras alternativas de entidades privadas para que el futuro estudiante tenga más opciones a la hora de contraer una deuda.

1. CRÉDITOS BANCARIOS

Las opciones de las ayudas de estudio de los bancos son múltiples.

¿Qué ofrecen?

Financiación desde 500.000 pesos desde el primer periodo académico y hasta el 80 % del valor de la matrícula, en muchos casos. Con Bancolombia, por ejemplo, el porcentaje mínimo que se debe pagar durante el periodo de estudios es el 40 %, y el máximo es el 80 %. En el caso de BBVA, las ayudas comienzan desde el millón de pesos con tasas y cuotas fijas durante toda la vigencia del crédito. La mayoría de entidades incluyen un seguro de vida de deudores que cubren hasta el 100 % de la deuda en caso de fallecimiento o incapacidad total, y de hasta seis cuotas en el mismo año por incapacidad temporal. Asimismo, suelen ofrecer la posibilidad de que el desembolso se realice directamente a la universidad por medio de un cheque.

 ¿A quién va dirigido?

La mayoría a personas con edades comprendidas entre los 16 y los 69 años. En caso de ser menor de edad, suele ser necesario un “avalista”, deudor solidario o codeudor. En términos generales, si el deudor tiene 30 o más debe demostrar unos ingresos superiores a un salario mínimo y medio. Otras entidades obligan a contar con una cuenta corriente o de ahorros en el banco con ingresos mínimos. 

Requisitos

Diligenciar la solicitud de crédito, una fotocopia de la cédula ampliada al 150 %, una carta laboral en caso de tener contrato, respaldo patrimonial del estudiante o del codeudor (opcional), extracto bancario de los últimos tres meses, certificado de notas del estudiante y fotocopia de la declaración de la renta o juramentada de no declarante.

Tasas de interés

Se trabaja con tasas fijas que suelen variar del 1,40 % al 1,75 % efectivo mes vencido, y que equivalen a una tasa Efectiva Anual de entre 18,16 % y
23,14 %. En algunos casos, los clientes de la entidad se benefician de tasas inferiores.

2. FINANCIACIÓN DE LAS UNIVERSIDADES

Las opciones dependen de la institución de educación superior que elija, la forma de pago, el valor del semestre y la modalidad de financiamiento.

¿Qué ofrece?

Los Andes, por ejemplo, cuenta con un crédito a corto plazo que no se hayan beneficiado a ninguna línea de financiación anterior, al margen del estrato socioeconómico. La universidad cubre hasta el 100 % del valor de la matrícula, que debe cancelarse en cinco cuotas mensuales durante el periodo de estudio.

Muchas de ellas tienen convenios con entidades bancarias e inversoras que ofrecen al estudiante tasas de interés más reducidas, como el Externado.  La Universidad Javeriana tiene una modalidad de ayuda a corto y largo plazo, por lo que permite que el universitario comience a pagar a partir del tercer trimestre o el equivalente en créditos académicos aprobados. Todos los créditos exigen contar con un codeudor con capacidad económica para financiar el 50 % del valor total de la matrícula.

Requisitos

Son muy variables, pero en general se exige diligenciar el formulario electrónico de sistema de crédito educativo, fotocopia del documento de identidad del estudiante y del responsable económico, soporte de ingresos del codeudor, certificado laboral de este último y certificado que demuestre el respaldo de los deudores solidarios e ingresos mensuales.

Tasas de interés

Depende de la institución de educación. Existen tasas a corto plazo desde 1,35 % mes vencido, y del 17,45 % anual. En otros casos, las autoridades de la universidad fijan la tasa de acuerdo con el estudiante, su nivel socioeconómico y la carrera que elija, tras realizar un estudio exhaustivo.

3. FONDO NACIONAL DEL AHORRO (FNA)

¿Qué ofrece?

Servicio de financiación que cubre hasta el 100% del valor de la matrícula para cada período académico que se vaya a cursar en programas de educación superior (técnico, tecnológico, pregrado, posgrado, especialización, maestría, doctorado y posdoctorado), carreras de oficial o suboficial de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional, educación continuada o cursos de actualización y bilingüismo.

Asimismo, el FNA tiene convenios suscritos con 32 universidades del país que ofrecen descuentos en su matrícula entre el 5 y el 30 %.

Requisitos

Lo principal es ser afiliado al FNA. Los padres de familia con cesantías e hijos en grado once también pueden gestionar el crédito educativo para los programas de pregrado.

En cuanto al resto de exigencias, varían en función de si el afiliado accede a la ayuda por medio de sus cesantías o por la modalidad de ahorro voluntario. En cualquier caso que las sumas depositadas en las cuentas no estén embargadas, presentar el formulario de la solicitud y acreditar que el programa está registrado en el Sistema Nacional de la Información de la Educación Superior (Sinies).

Tasas de interés

Varían en función de la modalidad de crédito (cesantías o ahorro voluntario), el plazo de amortización y si es a corto o a largo plazo. Pero, a rasgos generales, el interés puede estar entre el  IPC+ 7% (efectivo anual) y el IPC+ 9% (efectivo anual).

4. FONDOS DE EMPLEADOS

Finanzas Personales calculó que en la actualidad existen algo más de 1.300 fondos de empleados en Colombia, supervisados todos por la Superintendencia de Economía Solidaria.

¿Qué ofrecen?

La gran mayoría dispone de financiación de hasta el 100 % de la matrícula, de acuerdo con los aportes del usuario, los ahorros permanentes y los adicionales. La ayuda suele ajustarse al valor del ahorro social, por ejemplo, que no exceda en dos los montos de esta cantidad. Es un crédito flexible que se concede de forma directa a los asociados en las modalidades y condiciones previstas en los reglamentos que para el efecto expida la junta directiva.

Requisitos

Los beneficiados son los asociados hábiles y su familia hasta el primer grado de consanguinidad (padres, hijos y hermanos, estos últimos solo si no se cuenta con familia directa). Constancia de la institución educativa que certifique el monto a pagar, el nombre del curso, la duración y el giro correspondiente que se efectuará a la institución educativa. La mayoría de fondos de empleados exigen una antigüedad laboral que supere los tres meses.

Tasas de interés
Pueden variar desde el 0,67 % a un plazo de seis meses, hasta los 1, 38 % efectivo anual con una modalidad de libre inversión. También hay casos en el que los intereses se ajustan a la tasa máxima de interés efectivo anual que esté vigente en el momento de efectuar la operación.

Este artículo hace parte de la edición N°18 de la revista Semana Educación. Para informarse más sobre lo que pasa en educación en Colombia y en el mundo suscríbase aquí.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.