Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/30/2016 12:00:00 PM

¿Cuánto gana un ingeniero en Colombia?

Las oportunidades laborales para los ingenieros varían, de acuerdo con la carrera escogida, la universidad, y la región.

;
Semana Educación

Los estudios sobre el mercado laboral coinciden en que en Colombia hacen falta ingenieros. Según un informe realizado por el Sena, por ejemplo, para el 2018 habrá un déficit cercano a los 90.000. Algunos expertos consultados aseguran que las empresas en el país tienen dificultades para contratar, por la escasa cantidad de ingenieros que se están graduando de las universidades. Sin embargo, por otra parte, los ingenieros se quejan por las malas condiciones del mercado laboral. “Las empresas les ofrecen bajos sueldos”, afirman, y además, aseguran que “es muy difícil conseguir empleo”, a pesar de haber obtenido un título que, supuestamente, es muy necesitado en el país.

La pregunta sería entonces, si las oportunidades laborales en Colombia son lo suficiente atractivas para los ingenieros. Pero la respuesta, sin embargo, no puede plantearse en términos absolutos. El sueldo y las posibilidades para conseguir empleo varían, dependiendo de la ingeniería que estudien, de la universidad que aparezca en su diploma, y de la región del país en la que se gradúen.

El primer sueldo de un ingeniero de minas, por ejemplo, fue en promedio de $ 2.359.685, en el 2014, según las cifras del Observatorio Laboral. No obstante, el sueldo aumenta con los años, a los seis años de experiencia es de $3.314.904, y a los diez años de $4.627.363. Las cifras son cercanas, pero un poco más bajas, para otras ingenierías como la Mecánica, Eléctrica, Industrial y de Sistemas. Pero, por otra parte, según el Observatorio Laboral, algunas ingenierías están lejos del millón de pesos, por ejemplo, la ingeniería pesquera y la pecuaria.

Pero presentar únicamente el promedio salarial podría omitir el abismo salarial que se abre entre los ingenieros, de acuerdo con las universidades en las que se graduaron. Un ingeniero industrial de la Universidad de los Andes gana en promedio, apenas recibe el diploma, $2.875.850; mientras que uno de la Universidad Nacional de Colombia, $1.578.515; y uno de la Universidad Francisco de Paula Santander de Cúcuta, $1.262.131. Y el porcentaje de cotizantes para la seguridad social, varía también. En los Andes es de 89,2 %, en la Nacional, 77,5 %, y  Francisco de Paula Santander, 57,1 %, según el Observatorio Laboral.

Lo mismo ocurre en otras ingenierías. Mientras que en Ingeniería AgroIndustrial en la Icesi un egresado recién graduado gana $1.847.769, un exalumno de la Universidad del Valle, que estudió la misma ingeniería, gana alrededor de $1.224.419. Y así pasa también en otras ciudades del país, la diferencia salarial entre las universidades públicas y las privadas es significativa. Aunque en diferentes proporciones, se repite lo que ocurre en Bogotá y en Cali,  los uniandinos ganan un millón de pesos más que los de la Nacional, y los de la Icesi, cerca de 600.000 pesos más que los de la Universidad del Valle.

Las diferencias en el mercado laboral, relacionadas a los salarios y las posibilidades para conseguir empleo después de graduarse, varían entre los ingenieros de las universidades privadas y públicas. Y se mantienen con independencia del puntaje obtenido en el Ecaes y en los rankings internacionales. 

¿Qué pasa con los ingenieros en las regiones?

Los sueldos de los ingenieros en las regiones son mucho más bajos que los de las grandes ciudades. Por ejemplo, los ingenieros industriales de la Universidad del Sinú, Pamplona, Magdalena o La Guajira, no ganan más de un millón de pesos, apenas reciben el diploma. Lo mismo ocurre en la Universidad del Cauca, Sucre, y Caldas en ingeniería Agroindustrial, según las cifras del Observatorio Laboral. La explicación podría estar relacionada con las oportunidades laborales en las ciudades, y con las diferencias en los costos de vida.

Sin embargo, lo que podría desmotivar a muchos ingenieros en las pequeñas ciudades del país son las escasas posibilidades para conseguir empleo después de graduarse de la universidad. Según las cifras del Observatorio Laboral, en algunas universidades de las regiones, cerca de la mitad de los ingenieros industriales, químicos y agroindustriales, están afiliados a la seguridad social. Los porcentajes varían, pueden ser del 25%, 55%, 60% o 75%.

Habría que preguntar entonces, ¿cuál es la relación entre las carreras de ingenierías ofrecidas y las necesidades del mercado laboral en las ciudades intermedias?, y también, ¿por qué las universidades públicas no están siendo suficientemente valoradas en el mercado laboral, en especial, cuando muchas universidades privadas tienen matrículas inalcanzables para la mayoría de los colombianos?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.