Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/11/01 07:00

Se cae a pedazos la Universidad Nacional

Los estudiantes de la institución denunciaron las malas condiciones en las que se encuentran varios edificios del campus. 74% de ellos no cumplen con las normas de sismorresistencia.

Se cae a pedazos la Universidad Nacional Foto: Álvaro Tavera
;
Semana Educación

Las fuertes lluvias del pasado 28 de octubre y el mal mantenimiento estructural causaron el desplome de uno de los techos de los edificios de la Universidad Nacional. Por medio de redes sociales, los estudiantes manifestaron su inconformidad ante el Estado que no ha destinado el presupuesto necesario para el cuidado de las estructuras del campus. No es un caso extraordinario ni la primera vez que se presenta un hecho como este.

Los edificios más afectados por las fuertes lluvias han sido los de Bellas Artes y el de la Facultad de Derecho. Por su parte, el cuerpo estudiantil a través de la red social de Twitter dio a conocer su inconformidad en los últimos días al posicionar como tendencia el hashtag #MiUniversidadSeCae. Algunos estudiantes le solicitaban al presidente Juan Manuel Santos mayor atención ante la problemática. Otros expresaban su inconformidad con trinos como este: “Nuestra U se cae a pedazos mientras Santos recorta su presupuesto”.

Según los estudiantes todavía no han sido reparados los daños que dejaron las fuertes lluvias y pese a que la situación parece crítica, aún no hay una solución de fondo. De hecho, el gran pedazo de techo que se cayó de la Facultad de Derecho la semana pasada no es el primero; pues en 2013 se había caído otra parte a la que se le hicieron reparaciones.

Y es que los principales afectados han sido los estudiantes. Además del edificio de Derecho y el de Bellas Artes, también el colegio de niños al que asisten los hijos de algunos de los profesores de la universidad presenta daños en sus estructuras.

De acuerdo con  el último estudio de infraestructura que corresponde al año 2012, el 74% de los edificios de la institución no cumplen con las normas de sismorresistencia. De los 277 edificios que conforman la universidad en Bogotá, 24 de ellos tienen problemas de goteras y grietas. Según Jaime Franky, vicerrector de la institución, la Nacional necesita al rededor de 800.000 millones de pesos solo para reforzar sus edificaciones. 

Para Sara Abril, representante estudiantil de la Universidad Nacional hay tres edificios de la universidad que amenazan con derrumbarse: el Edificio Alfonso López, el ala norte de la Facultad de Enfermería y el edificio de Farmacia. “El edificio de Farmacia tiene grietas y hay puertas que no se pueden abrir porque puede entrar en riesgo estructural. Hace un mes se cayó el techo del edificio de Ingeniería. A la facultad de Cine y Televisión también se le cayó el techo y tuvieron que derrumbar los baños de niñas”, dijo.

La misma universidad ha venido haciendo estudios sobre el estado de la infraestructura; sin embargo, no ha habido una respuesta diferente a la de que no se tiene el presupuesto necesario para llevar a cabo las reparaciones y que los daños se deben más que todo a los constantes cambios de clima.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.