Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/15/2015 2:00:00 PM

Colombia se paralizará por la educación

El próximo 25 de marzo se celebra el Día de la Excelencia Educativa. Durante la jornada todos los colegios del país, públicos y privados, deberán evaluar su desempeño a partir del Índice Sintético de Calidad y diseñar estrategias para su mejoramiento.

El Día de la Excelencia Educativa (Día E), establecido por decreto desde este año, es una de las apuestas del gobierno para fortalecer la calidad de la educación básica y media en Colombia. La jornada se realizará el próximo 25 de marzo en 11.792 colegios públicos y privados. El objetivo de esta fecha es que cada institución revise cómo le fue en el Índice Sintético de Calidad, construido con datos de las pruebas Saber aplicadas en los últimos tres años, y defina un plan de acción para mejorar su desempeño durante el 2015.

La jornada empezará a las siete de la mañana con un acto en cabeza del presidente Juan Manuel Santos. Además, 15 de sus ministros estarán en diferentes colegios del país apoyando esta iniciativa. “El Día E es un día donde Colombia se va a paralizar por la educación. No hay clases porque los profesores y los directivos van a estar en sus colegios trabajando, reflexionando en torno al mejoramiento de su institución. Los van a estar acompañando estudiantes y padres de familia de los órganos de gobierno”, explicó Luis Enrique García de Brigard, viceministro de Educación preescolar, básica y media.

En cada colegio se realizará un taller de cinco horas para que directivas y docentes puedan leer, interpretar y entender los resultados de su institución en el Índice Sintético de Calidad. Para ello la cartera de Educación preparó una guía y un paquete de materiales que envió a todos los rectores del país. “El ministerio desarrolló todo un arsenal de instrumentos, que le explica al rector cómo debe facilitar el proceso del taller, quiénes son los actores, el moderador. Hay unos roles que se juegan ese día y unos momentos. Uno de ellos es, por ejemplo, contrastar la percepción que tienen los colegios de sí mismos con la situación que enfrentan de acuerdo al índice”, añadió García de Brigard.

Justamente el Índice Sintético de Calidad es la figura central del Día E, pues a partir de sus resultados cada institución va a configurar la reflexión y la planeación del taller. Junto con el paquete de materiales, todos los colegios reciben un instructivo sobre cómo se construyó esta medición, qué variables se tuvieron en cuenta y cuál fue su desempeño individual en relación con el promedio nacional y el promedio de su entidad territorial. Este índice recoge los datos de las Pruebas Saber correspondientes a los años 2012, 2013 y 2014 y tiene una escala del 1 al 10, siendo este último el valor más alto.  

“Aquí la búsqueda no era inventarnos una prueba más, porque las Pruebas Saber que se aplican en tercero, quinto, noveno y once son muy robustas. Entonces eran datos que ya teníamos y que vienen del Icfes. La clave era sintetizar la información que estaba en el sistema y transformarla para que fuera digerible y utilizable como estrategia de mejoramiento para los colegios y pudiéramos acercarla a los padres de familia. Nos dimos cuenta que los profesores nos decían que era muy difícil aterrizar las Pruebas Saber a sus estudiantes. Por eso el índice también ayuda a hacer ese tránsito de los porcentajes a los niños con apellidos, nombres y caras. Además de presentar los datos consolidados por institución también tenemos una nota para la básica primaria (primero a quinto), una nota para la básica secundaria (sexto a noveno) y para la media (décimo y undécimo).”, sostuvo el viceministro.  

Este índice valora cuatro componentes. El primero y más importante es el mejoramiento, entendido como el progreso del colegio entre un año y otro. Es decir, que los resultados incrementen de año en año y por eso se consideran resultados desde el 2012. Le sigue el desempeño que compara el promedio del colegio en las Pruebas Saber con el promedio nacional. También está la eficiencia, entendida como el número de estudiantes que se promueven de un año al otro. Y el cuarto es el ambiente escolar y de aprendizaje, es decir el clima del aula y los procesos de retroalimentación.

“El que tiene más peso en el índice es el mejoramiento porque ese es el mensaje que queremos transmitir: lo que nos importa es mejorar en relación con nosotros mismos. El mejoramiento no mira a ningún colegio de al lado, mira al colegio y dice cómo esa institución está siendo capaz de transformar esa pendiente de aprendizaje en relación a los años anteriores”, planteó el viceministro García. Por eso el taller del Día E también tiene una parte dedicada a la construcción de las estrategias de mejoramiento, a partir del diagnóstico que arrojó el Índice Sintético de Calidad.

“El índice tiene un elemento que hemos llamado el Mejoramiento Mínimo Anual, el cual está construido para cada colegio. Entonces, además de las estrategias que diseñen en el taller, los centros educativos tienen que cumplir con una meta de mejora específica. No es igual para todos porque cada colegio tiene pendientes de aprendizaje distintas, pero sí tenemos que entender que no es cualquier mejora, sino que hay un estándar mínimo porque si no empezamos a progresar un ritmo más rápido no vamos a ser la nación más educada de América Latina en 2025”agregó García.

El Día E y los compromisos que los colegios suscriban ese día van a tener un seguimiento de las 95 secretarías de educación y del Ministerio de Educación a través y el Programa Todos a Aprender y la Dirección de Calidad, cuyos funcionarios van a estar viajando tres veces a la semana y visitan 70 colegios cada mes.

Para leer más noticias sobre educación y política pública del sector visite nuestra sección.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.