Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2016/10/06 12:00

¿Para qué sirve la educación financiera?

Aunque en los colegios no se den nociones sobre esta materia, empezar a enseñar desde temprana edad conceptos como el ahorro y el crédito de manera didáctica puede llegar a ser un claro beneficio para la vida adulta.

¿Para qué sirve la educación financiera? Foto: Finanzas Personales
;
Semana Educación

Aprender a usar el dinero va más allá de ahorrar. Es por eso que la educación financiera se compone de un extenso marco de posibilidades que permite la ejecución de acciones en beneficio de diferentes sectores de la población, asociadas a sus necesidades y condiciones.

De hecho, los bancos consideran la educación financiera como un elemento central del régimen de protección al consumidor financiero, así como un motor para el desarrollo económico y social del país. Por esta razón, varias entidades han desarrollado sus propios programas para el adecuado manejo de las finanzas personales y familiares, así como para el establecimiento de relaciones con el sistema financiero. Estos, no sólo están enfocados en sus clientes, sino en la población en general.

Y es que la educación financiera en el territorio nacional parece ser el ‘talón de Aquiles’ ya que a la fecha no se le ha dado mayor relevancia a este conocimiento que puede cambiar por completo la vida de los ciudadanos. Tener claros este tipo de conceptos implica adquirir herramientas para entender no sólo los riesgos, sino también las oportunidades derivadas de los productos relacionados con las finanzas, y de las decisiones financieras informadas y responsables.  

Debido a la falta de información y al desconocimiento del sistema financiero, las personas toman decisiones que terminan siendo desventajosas. La poca o nula educación financiera trae consigo graves consecuencias como el sobreendeudamiento, ineficiencia en el manejo de las finanzas personales, ausencia de ahorro e inversiones erradas.

Para hacerle frente a esta problemática, Asobancaria, el gremio que reúne a los bancos en Colombia, ha desarrollado un programa de educación financiera que busca sensibilizar a la población acerca de la importancia de educarse en esta materia. “Saber más, ser más” es el nombre de este programa que busca brindar herramientas para mejorar los conocimientos y hábitos de las personas a la hora de manejar sus finanzas personales y familiares, y entablar relaciones con el sistema financiero.

Para Ana Alejandra Jiménez, gerente de Responsabilidad Social Corporativa del Banco de Bogotá, la educación financiera es un compromiso de la Entidad con la sociedad. “Nuestro Banco promueve acciones que permiten generar en los ciudadanos decisiones de consumo responsable respecto al uso de sus productos y servicios financieros”, dijo Jiménez a Semana Educación.

“Contamos con diversas iniciativas para niños, jóvenes y adultos, como campañas de seguridad financiera, conferencias de libertad financiera, y un completo programa de Educación Financiera a través de Aulas Móviles, con el cual, de manera itinerante y presencial, compartimos este conocimiento en los diferentes municipios del país con clases de finanzas básicas y empresariales dirigidas a varios grupos  de interés. Además, tenemos un completo sitio web en el que se proporcionan contenidos de finanzas personales y familiares, para que los usuarios puedan consultar”, agregó la gerente de Responsabilidad Social Corporativa del Banco de Bogotá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.