Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/23/2014 1:00:00 AM

La proteína de la longevidad

Estudios recientes demuestran que la clave para vivir más dependería de una proteína cerebral cuya producción se asocia con una dieta baja en calorías.

Una investigación de la Universidad de Washington, publicada por la revista biomédica estadounidense Cell Metabolism, asegura que la sirtuina, una proteína que se produce en el cerebro, aumenta la posibilidad de vivir más años porque retrasa el envejecimiento.

La sirtuina actúa como una enzima que protege la célula y retrasa su muerte cuando falta alimento. Por ejemplo, cuando un animal produce sirtuina, el cerebro vive más aun si deja de comer. 

Esta enzima puede mejorar la memoria y la capacidad intelectual, por eso los médicos creen que con la sustancia se pueden hacer fármacos contra el Alzheimer y otros trastornos cerebrales.

Algunos medicamentos podrían ser elaborados con la sustancia en el futuro, pero aún falta realizar muchas pruebas científicas para que esto ocurra.

Mientras esto sucede, una dieta baja en calorías puede hacer que las personas vivan más. “Hemos identificado el mecanismo por el cual una proteína específica llamada SIRT1 (sirtuina) consigue provocar en el cerebro un retraso significativo en el envejecimiento y el aumento de la longevidad. Ambos factores se han asociado con una dieta baja en calorías”, asegura Shin-ichiro Imai, investigador principal del estudio.

Imai, de origen japonés, experimenta con los efectos de la sirtuina en ratones de laboratorio. La prueba consistió en dividir a los animales en dos grupos: el grupo A fue modificado genéticamente para producir la sustancia en los tejidos corporales, mientras que el grupo B, para producirla en el cerebro.

El estudio concluyó que “solo los animales que produjeron sirtuina en el cerebro tuvieron una vida más prolongada, al igual que los ratones normales criados en regímenes de restricción de calorías en la dieta”.

Además, la proteína fortaleció el esqueleto de los ratones y los hizo conciliar mejor el sueño. Según cálculos de Imai, el promedio de vida de los ratones machos aumentó en un 9 %, mientras que para las hembras fue del 16 %.

Li- Huei Tsai, profesor de Neurociencia e investigador del Instituto Médico Howard Hughes, asegura que “la sirtuina y sus efectos sobre la función del cerebro, incluyendo el aprendizaje y la memoria, representan un nuevo papel y algo sorprendente. Estas sustancias están asociadas con la longevidad, las vías metabólicas, la restricción calórica, la estabilidad del genoma y muchas cosas más”.

La industria experimenta en medicamentos con sirtuina. Glaxo Smith Kline, empresa británica de productos farmacéuticos, invirtió mil millones de dólares a comienzos de este año en el laboratorio de biología molecular del envejecimiento de la Universidad de Harvard, afirmó David Sinclair, director del laboratorio.

Para leer más artículos sobre ciencia, educación y aprendizaje, visite nuestro perfil en Twitter: @SemanaEd
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.